Truco para evitar el olor a sardinas en las cocinas… ¡¡toma rima!!





Sardinas.truco olor sardinas

¡Esto del “internete” es la leche!, puedes toparte con cualquier cosa… ¡joer, hasta odas a las sardinas!… como le da la peña al coco y que sensibilidad ante lo que nos rodea. A mí, lo confieso, nunca se me hubiese pasado por la cabeza de chorlito loar a una sardina, tendré que hacérmelo mirar…

Oda a “La sardina”, de Rosa Chacel

¡Oh, la sardina!.

Qué animal tan sociable, tan amante de las multitudes y las estrecheces, desde el banco hasta la lata.
Toda la vida a dieta de fitoplancton, por no arremeter contra nadie, por no sobreexplotar los caladeros. Qué ecologista es la sardina, y qué rica.

Oh, la sardina. Qué animal tan indefenso. Allí abajo, resignada a ser siempre el pez chico que acabará engullido por el grande. Pero qué aguerrida. Qué muertes tan heroicas las de esos miles de sardinas que perecen en las fauces del tiburón, acorraladas contra la superficie. Ellas, en cambio, no le pondrían la aleta encima a un camarón. Así de noble es la sardina. Disciplinada, mártir, épica. Todo por la cadena trófica. Qué digna es la sardina y qué rica.

Con qué mansedumbre se deja asar. Qué bien le caen las pizcas de sal gorda y qué donaire pone al volverse en la parrilla. Cómo huele una sardina, y qué aroma tan glorioso el de la docena asada en el plato. Qué alegría da coger una sardina con las manos. Qué emoción llevársela a la boca. Qué éxtasis morderla suavemente. ¡Y qué olor deja en los dedos, (sí, que jodienda de olor)!. Pero es que nadie es perfecto. Ni siquiera la sardina.

La verdad es que después de leer el ¿poemita?, piensas que a poco más y deberían canonizar a las sardinas. Pero la triste realidad (para ellas) es que las sardinas es uno de los pescados de “sangre azul” más consumidos y es muy requete-saludable. La triste realidad (para nosotros) es que cuando cocinas sardinas te dejan un puñetero olorcito en la cocina que hace que te pienses dos veces antes de invitarlas a tu sartén.

Pues hala, TRUCOS al canto…

sardinas. truco quitar olor3

Dos horas antes de cocinarlas, pon las sardinas en una bandeja en remojo con leche. Transcurridas las dos horas, cocínalas como te dé la real gana.

Otra gente lo que hace para evitar perfumar la cocina con “O´de Sardiné”, es encender una vela y dejarla encendida cerca de la sartén donde se están cocinando las sardinas.

Un truco extra:

Si utilizas ajo como ingrediente para tu receta de sardinas, puedes quitar el inaguantable olor a ajo que se te queda en las manos, simplemente frotándolas con algún objeto de acero inoxidable (cubiertos, pila…etc). Parece una tontería pero funciona.




Tags: , ,

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.