Documental “El plato o la Vida” : el engaño de la “alimentación sana” en los comedores escolares





comedores escolares2
Foto de 20 minutos.es

El plato o la vida es el primer documental que denuncia la falacia alimentaria en los comedores escolares (y también geriátricos). Sin querer generalizar, pero sin caer en la inocencia de pensar que en todos los comedores escolares se come más equilibrado y mejor que en casa. Según qué comedor y según qué casa. La realidad  es que existen un nada desdeñable número de comedores escolares donde los cocineros, expertos abridores de latas y bolsas, preparan cada día la comida de niños y niñas “alimentados” con productos de baja calidad y no alimentos verdaderos.

Muchos comedores colectivos son todo un negociazo en el que se pasan por el forro de los coxones las bases de una buena alimentación a cambio de unos nada desdeñables ingresos monetarios.

Un típico menú semanal en algunos de estos comedores escolares se compone de :

LUNES: Pescado que es muy sanote. Vale, pues a los enanos les endiñamos unos precocinados que nos salen muy baraticos. Varitas de pescado, buñuelos de bacalao, empanadillas de atún, croquetas de vete tú a saber que pescado. El cocinero en un plis plas te hace la bolsa de fritanga.

MARTES: Ensaladas. La “sana” recetuki: El cocinero desmenuza unas lechugas iceberg (pelota de lechuga de plástico que no sabe a na), abre las latas de: zanahoria y remolacha ralladas (eso sí, con cuidadín de no rebanarse una tajada de la mano, todo un trabajo de alta peligrosidad) , maíz (transgénico), aceitunas y algún tomate made in invernadero.

MIÉRCOLES: Carne. Una duda que me intriga, ¿por qué las hamburguesas tienen un sospechoso color rosa y no rojo como es verdaderamente la carne de ternera?. Los coles pueden ofrecer carne cada día: la producción acelerada y masificada en las granjas les ofrece una proteína a bajo coste.

JUEVES: Pescado. El plato estrella de los comedores escolares, blanquito y sin espinas, la panga. Lección de geografía para los churumbeles, proviene de los ríos contaminados de China y lo alimentan con “piensos guarros”. Nadie sabe qué forma tiene cuando está viva este pescado, debe de ser que la crían ya fileteada y congelada. El cocinero piensa que la crean a partir de una masa de otros pescados (como el surumi) y le dan luego la forma de filete “panganero”.

VIERNES: Verdura. Claro, claro ya se sabe, cinco al día de frutas y verduras, sano, sanote… pero otra vez las dichosas bolsas de congelación. “Modus opernadi” del cocinero, rasgar la bolsa, ahogar las verduras en una piscina de agua, cocer y si a caso “enriquecer” con alguna pastilla de “Avicrem”. Resultado, nenes hoy tenéis “verduritas intemporales al aguachirri con esencia de Avicrem”.

¡Vamos hombre, menuda guarrada de alimentación para nuestros hijos!. El primer paso: informarse de lo que es una verdadera alimentación sana, concienciarse y tomar poder de nuestros derechos.

Y aquí, el citado documental El plato o la vida

EL PLAT O LA VIDA (V.O.S) from Nani Moré on Vimeo.

Vía: Elplatolavida

Posts relacionados.

Vuestros hijos vivirán 10 años menos que vosotros a causa de la alimentación, Jamie Oliver

Colegios públicos americanos compran carne con amoniaco rechazada por MacDonald´s

Ser mierdaeurista sin comer mierda : ¡despanganízate!




Tags: ,

8 comentarios sobre “Documental “El plato o la Vida” : el engaño de la “alimentación sana” en los comedores escolares”

  1. Vegana Molona dice:

    Yo pensaba que no me gustaban las verduras y las ensaladas hasta que probé las de verdad!

    Ahora en serio, esto es muy grave, estamos jugando con fuego. En el primer cole al que fuí, todo era muy rico y saludable puesto que el cole contaba con una cocina gigante (o así la recuerdo yo) y todo era casero. Me comía las cremas de verduras, los estofados, las ensaladas… con un gusto que pa qué! Luego nos mudamos a IsPain, y aquello era incomible, la verdura insípida y las ensaladas aguadas y avinagradas de mala manera. Pero sobre todo las hamburguesas aquel sabor era para vomitar.

    Pero ojo! no te dejaras nada en el plato que hay que comer de todo!

  2. Documental "El plato o la Vida" : el engaño de la "alimentación sana" en los comedores escolares dice:

    […] Documental "El plato o la Vida" : el engaño de la "alimentación sana" en los c…   […]

  3. Marta Somoza dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el post, pero añadir una consecuencia que como madre me tocó sufrir. Es que estos niños se acostumbran a comer esa comida y después no hay manera de que toman la de verdad, por ejemplo, mis platos siempre estaban sosos (no quiero pensar que concepto tiene estos comedores sobre la hipertensión), sólo quieren comer fritanga y salado. Es imposible competir con frituras frente a la comida sana, y exactamente igual con alimentos que enmascaran la mala calidad de la preparación con un exceso de sal o azúcar. A quién pueda permitírselo, eviten tener que entrar en los comedores escolares, las repercusiones son más graves a la larga que las cinco comidas que toma su hijo.

  4. Maria Mar dice:

    El menú escolar del ejemplo debe ser el de alguna escuela, pero no es un típico menú escolar de las escuelas que yo conozco (que son bastantes). Para abogar por una comida sana no hace falta decir mentiras, o generalizaciones (que es una forma de mentira). Ojalá todos os comedores escolares y geriátricos ofrecieran comida de verdad y salud, pero de ahí a afirmar que todos los comedores escolares ofrecen baritas de pescado hay un abismo. Por suerte, en los últimos años se ha logrado, desde las Ampas principalmente, acceder a menús de mejor calidad. Hay empresas de cátering de calidad (hay que saber contratarlas) y buenas cocineras en muchas escuelas de Catalunya (que aunque no sean hipis y se corten el flequillo al cero, son estupendas)

  5. M. Soledad. M. dice:

    El menú que se elabora en el colegio que yo trabajo, soy profesora, es de excelente calidad y no tiene que ver nada con lo que contáis. Lo elabora una pediatra y todo tiene que estar elaborado en la cocina del centro y tiene que ser casero.

  6. maria jesus dice:

    interesantisimo pero es de sentido comun de cada ser humano saber que come y lo que comen los hijos se deberia regular en los comedores el tipo de alimentacion pues si y se deberia controlar mas

  7. Mar dice:

    Esto si que es gravisimo, y no lo hago para saar hierro a lo nuestro. Tengo la posibilidad y suertecde poder llevar a mi pequeño a comer a casa, y así lo haré.

  8. Yve, La ecocosmopolita dice:

    Este documental lo vi hace un tiempo y me gustó muchísimo y la hitoria es muy inspiradora. Ahora bien, el texto no me parece muy afortunado, por lo que ya se ha comentado aquí. Por suerte no todos los colegios tienen el menú aquí descrito. Por dar un ejemplo, me encantaría que mi hija tuviera acceso a un menú ecológico y con menos de proteínas animales pero es una escuela pública en la que se cuida mucho la comida, ¡y no es la únca!. La fruta y la verdura es de la mejor tienda no ecológica del barrio y todo lo que pueden (pues hay normativas que les obstaculizan ciertas cosas, por el espacio disponible) es hecho en la escuela. Justo hace un par de días me tocó pasar por el cole a la hora de la comida y el olor y la apariencia de los platos que se comían daba gusto. En fin, que seguro que es mejorable pero hacen un gran esfuerzo y definitivamente no entran en la descripción aquí presentada. Desde luego, cuando las escuelas tienen un servicio de catering la calidad disminuye pero también hay servicios de catering de calidad (ella de pequeña, justamente estuvo en una guardería con catering ecológico y ese sí llegué a probarlo. Era estupendo). En fin, que este tipo de generalizaciones no hacen bien a nadie. Mejor es informar que alarmar. Un saludo.

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.