Cebolla frita crujiente tipo “Ikea”: cómo se hace





cebolla frita Ikea
Foto de Recetín

Todos los que han probado la cebolla frita crujiente de Ikea se han hecho esta pregunta. Cómo leches se hará. Pues sí, la cebolla crujiente del tipo que venden en Ikea ni tiene copyright, ni crece únicamente en los árboles “cebolletos”, ni tiene una fórmula secretísima amparada legalmente como documento clasificado hasta el año 2029. Te sirve para dar un toque crujiente y de sabor a sopas, ensaladas, tapas, hamburguesas, para rellenos vegetales y de carnes, sandwiches, cremas, etc…

Necesitas

* Una cebolla corriente y moliente
* Una cucharada de harina
*
Aceite de oliva o de girasol
* Una pizca de sal
* Un casco de motorista para pelar la cebolla sin llorar (opcional)

Cómo se hace:

1- Pela la cebolla y córtala en pequeños dados muy pequeños. Lo más chungarete de este paso,  es salir con los ojos ilesos y sin derramar una lágrima. Para ello, aquí tienes unos cuantos trucos más o menos infalibles.

2- Sala un poco la cebolla. Introduce en el interior de una bolsa de plástico los dados de cebolla junto con una cucharada de harina. Agita con salero al ritmo de un maaaaaaambo brasileiro, tututu, tutututu, y a “rebocinar” bien todos los trozos de cebolla con la harina… tututu, turututu…tutu.turututu…

3 – Pilla una sartén. Pon a calentar en ella aceite suficiente para cubrir todos los trozos de cebolla. Cuando el aceite esté bien caliente,  fríe la cebolla hasta dorarla. No pares de removerla mientras que se está friendo, porque se te chamusca, sí o sí.

4 – Saca la cebolla de la sartén y ponla en un colador para que escurra el máximo cantidad de aceite.

5 – Coloca la cebolla frita bien extendida (para que no se pegue) sobre papel absorbente. Guarda en botes, lejos de la humedad. Dura unas dos semanas.

Igual proceso puedes utilizar con pimientos y otros vegetales que se te ocurran. Quedan igual de genial que la cebolla.

Hala, ya tienes una excusa menos para dejar de “ikeizarte”.




Tags: ,

7 comentarios sobre “Cebolla frita crujiente tipo “Ikea”: cómo se hace”

  1. Ruth dice:

    Por lo menos será mil veces más sana que la de ikea que esta llena de grasas hidrogenadas

  2. LuisAntuña dice:

    Lo intentaremos, parece una buena idea.
    Saludos

  3. Julia dice:

    Gracias por compartir el truco, ya q esta muy buena. probaremos.

  4. yo dice:

    Para que no te piquen o lloren los ojos cuando pelas cebollas, hay que respirar sólo por la boca!!! Si respiras ni un momento por la nariz la has cagado. Siempre por la boca!! no lloraras. A no ser que sea una megacebolla nuclear! jejeje

  5. Daniel dice:

    Se puede hacer lo mismo con pimientos verdes y rojos , que despues mos serviran para acompañar ensaladas , decorar platos , bocatas etc.

  6. Nidilu dice:

    Para que la cebolla salga tipo Ikea, tiene que estar deshidratada.
    Después de cortarla, el mejor truco es, se pone en un escurridor con un puñado de sal.
    Durante dos horas se ira removiendo cada 15 minutos, y así quedara más o menos deshidratada.
    Luego a enharinar y freir.
    Preferible aceite de girasol, ya que coge más temperatura y aporta menos sabor.

  7. Costa Brava – COCINA DE LOLO 2.1 dice:

    […] Cebolla frita de Ikea […]

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.