Currently browsing tarta

Tarta de zanahoria “adelgazante” : “operación tri-bikini de azotea”

Operación tribikini en marcha con esta Tarta “adelgazante” para  la “operación tribikini”

 

Foto vista en:  cocinarecetas

Receta dedicada además de a la camarada Marta Lo Que Sea, a los que tienen como rutina en el gimnasio : cinco minutos de bici, vomitar, desmayarse, llorar un rato y a la ducha, Y luego una cervecita o un trozo de tarta,  que para eso me lo he ganado.

Con la excusa de que la tarta lleva verdura y fruta podemos alegar que esta golosa tarta no alimenta las malditas lorzas.

Las fotos y la receta original (antes de ser escachifollada por nosotros) son de la camarada del blog “El taller de Sil“, un blog de estilo naif, íntimo y muy hogareño.

Ayudantes de la “operación tribikini” para la azotea.

* Un kilo y medio de zanahorias crudas
* Bizcochitos, soletilla, sobaos o magdalenas largas
* Tres cucharadas de azúcar u otro tipo de endulzante natural, stevia, miel, azúcar integral…
* Amaretto u otro licor que te guste
* Coco rallado
* Chocolate en polvo

¡¡A quemar esas grasas acumuladas en invierno en las lorzas!!:

1 – Raspa y trocea las zanahorias. Si haces este paso efusivamente quemarás media kilocaloría, “usease”, una miaja de la lorza derecha.

2 – Pon a hervir en agua a fuego lento hasta que estén tiernas para poder espachurrarlas con un tenedor. Antes de que el agua se consuma añade el azúcar (o endulzante natural) y el Amaretto o cualquier licor que te ponga a tono. Con este esfuerzo quemarás una kilocaloría, traducción, un “flush” del flotador de barriga (echa a las zanahorias agua sólo hasta cubrirlas).

3 – Escurre las zanahorias y las trituras con la batidora o con un martillo percutor y si padeces chocolatefilia, añade chocolate en polvo o chocolate derretido a la mezcla de zanahorias. Con este mega esfuerzo, quemarás 1 kilocaloría y 3 kilocalorías respectivamente. El mareo que estás sintiendo se debe a tanto sobresfuerzo, métete un chocolate con porras para el cuerpo, a ver si te nos vas a desmayar en plena receta.

4 – En un molde para horno,¡¡pero que horno ni que niña muerta, esta receta no necesita horno, es de las apropiadas para impúberes catetazos culinarios!!, simplemente alterna capas de los bizcochos y de la pasta de las zanahorias (ya que están ahí cómete tres bizcochuelos, con la excusa de comprobar si están rancios). Ya me he perdido con la cuenta de las kilocalorías, ya no sé si con este esfuerzo sumas o restas calorías. Como menos es más, diremos que resta un kilocaloría, una loncha de la lorza inferior izquierda.

foto de : canecositas

5 – Espolvorea con coco rallado haciendo las filigranas que te den la real gana.

* IMPORTANTE : Cuanto más fría esté la tarta, más rica. Lo ideal es que pase al menos una noche en la nevera, eso hace que el bizcocho se empape con el almíbar que suelta la zanahoria y al mismo tiempo la crema de zanahoria se compacta para poderse partir bien.

Como último paso, pésate después de tanto desgaste. Si en vez de escurrir peso lo has ganado haciendo esta receta “adelgazante” no te preocupes, que mañana te zampas la tarta de zanahorias y todo el mundo sabe que las zanahorias adelgazan y ayudan al bronceado. Podrás imbuirte en el tri-bikini (tri-bikini porque por tamaño parece que es para tres personas) y subir a tomar el sol a la azotea, donde nunca hay nadie… (por aquello de que las lorzas seguirán ahí con o sin tarta de zanahorias).

Sidebar3 : Please add some widgets here.