Currently browsing remedios caseros plagas

Infalible remedio casero contra las puñeteras hormigas

Una noche, a las tres de la madrugada, al vecino del quinto, Wikijuanan se le oía balbucear en yucateco y maldecir en arameo.

Según sus palabras, las hormigas habían invadido su despensa, todos los paquetes de comida de la despensa, el lavavajillas e incluso intentaban meterse en el congelador.

El exasperado Wikijuanan se había liquidado el bote de insecticida pero las malditas seguían en sus trece, así que el pobre hombre al borde de un colapso nervioso, estuvo buscando algún remedio casero para no morir envenenado y con los nervios desmadejados.

Estos remedios caseros contra hormigas, son los que han dado resultado:

* Un infalible “veneno” casero es una mezcla de ácido bórico (de venta en farmacias y en droguerías) y miel o leche condensada. Esta pócima contra los himenópteros es mucho menos agresiva con nuestra salud que los insecticidas comercializados, actúa como un arma química que destruye un hongo vital para que las hormigas críen dentro del hormiguero. Muerto el hongo se acabó la rabia (digo la formicaria). El invento es realmente efectivo y está comercializado, pero lo puedes hacer tú mismo fácilmente en casa.

¡A sus puestos mis combatientes!.

1 – Se hace una masa con el ácido bórico y la miel o la leche condensada (con cuidado de no tocar el ácido bórico con las manos, porque es venenoso).

2 – Se forman bolitas de la masa y se colocan por donde estén las hormigas. Esquinas y pasos de entrada de las hormigas a la casa (colocar en lugares que no tengan acceso niños o mascota).

Otros remedios más ecológicos, son :

* Clavo (la especia) (el molido hace un efecto más rápido y el efecto del clavo entero dura más tiempo).

* Espolvorea con azufre las zonas de entrada, también vale un chorrito de vinagre o loción antipiojos.

* Si mezclas el ácido bórico con crema de cacahuete te cargarás también a las molestas cucarachas.

Las hormigas practican la agricultura, la ganadería, la guerra y hasta la corrupción desde antes que los humanos. Se cuentan por centenares de miles. Si pusiéramos a todas las hormigas juntas en un lado de una balanza ¡pesarían diez veces más que toda la humanidad junta!. Las obreras se muestran también más proclives que los insectos solitarios a la agresividad y al suicidio. Y son las responsables de que a mi vecino del quinto casi le haya dado un jamacuco y nos haya dejado sin su inestimable compañía en el vecindario.

Sidebar3 : Please add some widgets here.