Currently browsing recetas árabes

Garbanzos Exóticos, nada caóticos

 Garbanzos Exóticos, nada caóticos

Garbanzos Marocco 0

Peazo de foto de Recetas Mierdaeuristas copylef, pero si citas su procedencia, te daremos un beso en tos los morros.

Los tres porqués. Porque por estos lares, nos mola hacer el indio (supongo que ya lo habréis notado). Porque es una forma exótica de comer garbanzos y porque este plato se hace, como la mayoría de nuestras recetas, en un plis plas.

Ingredienuchis:

– Un tarro grande de garbanzos cocidos (o los puedes rescatar de tu último cocido)

– Una Cebolla

– Dos Pimientos verdes italianos 

– Un Pimiento rojo pequeño

– Un diente de ajo

Aceite de Oliva

– Mezcla de Especias Ras el hanut  (las venden en cualquier frutería-comercio marroquí). Si pasas de buscar las ras el hanut, puedes utilizar comino molido o curry o/y cúrcuma, que con ellos, los garbanzos también quedan ricos.

 

Asín se hace:

Corta los pimientos y la cebolla en juliana como te enseñó tu tía Ana. Los pones a pochar en un buen chorro de aceite y a fuego lento. Cuando veas que la cebolla y los pimientos están muy blanditos, añade el ajo picado y las especias. Para que las especias no se te quemen, antes de añadirlas al sofrito, puedes añadir un pelín de agua.

¿Huele bien verdad?

– Pues hala, sólo te queda agregar los garbanzos, darles unos cuantos meneos para que cojan el sabor de las especias, y los tienes listos.

Hummus pervertido de judías blancas ultrarrápido (vídeo-receta)

Foto vista en : Hola

Jamás he ido a confesarme, pero siempre tiene que haber una primera vez en todo…

Lo confieso, hemos pecado de subversivos y en consecuencia estamos divorciándonos. Estamos divorciándonos de esta sociedad fetichista de la mercancia y tecnocrataDisociándonos de la maldición de Adán -de hacernos ganar el pan con el sudor de nuestra frente-. Hemos consumado el acto anticonsumista. Os tenemos también que confesar que practicamos el SV (vivir en la simplicidad voluntaria) que en contra de lo que puede parecer “a priori”, se obtiene como resultado más hedonismo y dosis de “carpe diem” que pobreza, o primitivismo, ¡toda una sonrojante vergüenza para nuestros padres!). Y para colmo de males nos pone a tono pervertir alguno de los platos que pasan por nuestras manos aunque sólo sea por tocar los coxones. Cada uno tiene sus parafilias, y oscuros secretos…no ibamos a ser perfectos.

Hoy pervertiremos al clásico hummus (cuyo ingrediente principal tradicionalmente son los garbanzos) y lo transfigurarlo en :

“Hummus de judías blancas a las hierbas provenzales”

Os dejamos un vídeo de una “palurda desiluminada” que nos hemos encontrado por “internete”. El vídeo no tienen una gran iluminación (debe de ser los efectos secundarios o los daños colaterales del mierdaeurismo), pero como mini guía visual os puede servir.

Implicados en la perversión :

* 200 gramos de judías blancas cocidas (valen las de bote)

* 1 Ajo (quitad el germen para que no repita)

* 1 Limón

* 1 Cucharadita rasa de tahina (o puedes hacer tú mismo la tahína tostando 3 cucharadas de semillas de sésamo en un poco de aceite)

* 2 Cucharaditas de comino molido

* Aceite de oliva (id añadiendo hasta que os quede la textura deseada) segundo paréntesis…(también queda rico con aceite de girasol, no seáis “clasistas aceiteros”.

* Sal

* Pimienta molida

* Hierbas provenzales

Acostad a los niños, que empieza la perversión del hummus clásico:

Triturad en la batidora(o en algún otro tipo de infernal aparatejo triturador) todos los ingredientes, llevad el hummus sobre un lecho de pan tostado y entrad en comunión corporal con él a través de la lengua. Yo miraré hacia otro lado para que no paséis mucho bochorno.

Sidebar3 : Please add some widgets here.