Currently browsing pan casero

Pan chino casero, ¡¡jodel, ¿qué se puede hacel en casa?!!

Pan chino casero3

Foto: http://www.flickr.com/photos/alykat/

Coñe, no había caído yo en que sabía desde hace tiempo cómo se hace el pan chino. Como bien dice un proverbio chino, “La sabiduría consiste en saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe”, muy socrático, vaya. Como sé que muchos de vosotros no sabéis cómo hacer pan chino compartiré con vosotros mi sabiduría expansiva y nada compasiva.

Ingleientuchos (pala el pan chino, no pala el pollo flito con sabol extlaño):

* 300g de Harina de fuerza
* Una cucharada y media de Azúcar
* 20g de Levadura de Panadería
* Medio vaso de leche(100ml aprox)
* Un cuarto de vaso (de los de agua) de agua (50ml aprox)
* Una cucharada de Aceite Girasol
* Un “flush” de sal
* (Opcional) Cuatro cucharada de manteca de cerdo derretida para pintar el pan

¡¡Pan chino mandalino hecho en casa!!, pala sabel qué comemos, y no como en algunos lestaulantes chinos…

pan chino casero

Uno- Disuelve la levadula y el azúcal en la leche tibia.

Dos- En un cuenco tibetano o ejpañol echa la halina, la sal, el aceite de gilasol, sol, sol, saca los cuelnos al sol , lalalala, laralala, ¿coñe pol dónde voy?, así… y también le echas la leche, poquito a poco mientras te la mueves, no, no, peldón, peldón, lo que tienes que movel es el tinglado del cuenco.

Tles- Cuando la masa sea alenosa (traduzco porque sino no os vais a enterar de na, alenosa es arenosa), la pillas y la amasas y lequeteamasas.

Cuatlo – Añade a la masa el agua hasta que veas que ésta se vuelve manejable. Es posible que te soble agua, ves echándola según te pida la masa. la masa tiene que quedar blandulia (blandurria).

Cinco – La masa a un lecipiente, lo tapas con un paño húmedo y la dejas en paz dulante 2 holitas. No te asustes que clece.

Mientlas aplovechas para hacer caso del plovelvio chino, ” La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?”.

Seis- Después de dos holas de aleglarte el colazón, espolvolea con harina una encimera. Colta la masa en partes del tamaño de una pelota de tenis. Estila con lodillo, con la lodilla de tu pielna o con una botella.

Mantén tu cabello alejado de la masa, es blandita, así que se te pegalá. No te pases con la halina que la jodes (en chino las palablotas son similales).

Haz un rectángulo alargado y colta un poco los boldes. Enlolla haciendo un cilindro. Marca con un palillo chino o un boli el cilindlo en una o dos paltes. Opcional, pinturrejea la masa de pan chino con la manteca de cerdo derretida. Cuece al vapol 30 minutos al fuego medio (cacerola + agua + cesta de cocer al vapor, pero sin que el pan toque el agua).

Ya tienes tu pan chino fermentado. Lo puedes comel así al vapor o frito que es como pol lo genelal lo silven en los lestaulantes chinos.

Pala fleil el pan : abundante aceite gilasol, mu caliente, dorarlo hasta que tenga bonito colol sol naciente (un minuto aprox). Come el pan caliente… y como dice otro proverbio chino “cuando bebas agua, recuerda la fuente”.

Os añado un vídeo-receta como guía visual y porque no os habléis entelado de na de la leceta que os he puesto.

Te puede interesar pan casero para megavagos sin amasar ni esperar el puñetero tiempo de levado.

Pan casero para vagos: sin amasar ni hacer masa madre

El pan nuestro de cada día es una puñetera mierda. El pan que comemos casi todo hijo de vecino, es realmente infumable.
Otrora, el pan (y no me refiero a hace medio siglo) se mantenía tierno una semana. Pero hoy en día ya no dura ni 12 horas. Sospecho que el pan industrial lleva un sistema de autodestrucción, como los mensajes de los espías, para que no llegue en buen estado a la noche y tengas que comprar más.

¿Os pasa esto a vosotros o es un fenómeno local?

Esta receta de pan casero es apta para holgazanes que no quieren perder el tiempo haciendo masas madre ni padre, amasando o esperando a que la masa leve por segunda vez.

Para aprovechar el encendido del horno, haz varios panes al mismo tiempo multiplicando las medidas. Este pan, envuelto en un paño, dura varios días.

Pan casero para vagos sin amasar

Implicados en el invento panadero:

* 3 vasos (de los de agua) de harina de trigo (180g aprox)
* 1/2 cucharadita de sal
* 15g de levadura de fresca o prensada desleída en un poco de agua tibia
* Un vaso  y medio (de los de agua) de agua templada (375 ml aprox)
* Una olla de hierro fundido o cualquier otro recipiente con tapa acto para horno
* Un horno

“Modus operandi”

1 – En un cuenco grande, bate la harina, la sal y la levadura. Añade el agua y mezcla hasta obtener una amalgama pegajosa. La masa resultante es super pegajosa y se adhiere a las manos, los pies y el cabello o cualquier cosa que entre en contacto con ella.

2 – Cubre el cuenco con film de plástico y deja en paz de 12 a 18 horas (incluso puedes dejarlo hasta 24 horas, pero no más).

La masa tiene esta pinta después del tiempo de reposo.

Pan casero para vagos sin amasar ni masa madre

3 – Pasado el tiempo de reposo, ¡zas! la masa pegajosa encima de una superficie enharinada y forma una bola con ella. Cubre la pelota panadera con film de plástico otra vez y deja reposar mientras que metes el recipiente con tapa (vacío, sin la masa) dentro del horno y calientas éste hasta los 200ºC.

pan casero para vagos sin amasar ni masa madre5

4 – Saca el recipiente con tapa (ahora ya caliente) del horno y coloca la bola de masa  (SIN el film de plástico) dentro del mismo. Tapa y vuelve a meterlo al horno (con la masa dentro) durante 30 minutos. Cuando hayan pasado los 30 minutos, quita la tapa al recipiente y hornea otros 15 minutos para que se dore. Retira el pan del horno y deja enfriar.

 

Puedes hacer panes más “exóticos” añadiendo a la masa:

semilla variadas (pipas girasol, de calabaza, cominos, anís verde),  frutos secos, especias,, cebolla deshidratada crujiente, quesos variados curados, pasas,  aceitunas verdes o negras, ajo en polvo, alcaparras, algas secas , bacón frito, chocolate en pepitas frutas secas (pasas, orejones, ciruelas secas, piña, etc), jengibre en polvo o rallado, hierbas aromáticas (albahaca, orégano, romero, cilantro, etc), lascas de jamón serrano, mermelada, miel, mostaza en grano, quesos (cheddar, azul, parmesano, mozzarella, etc), ralladura de cítricos, semillas, tomates secos… espera un segundo que respiro….

Oráculo del saber: la camarada Alejandra Salvatore, que gracias a que ha salido de su anonimato podemos degustar este pan artesano con una pinta que te mueres.

Fuente : simplysogood

Pan crudo de semillas y tomate “horneado” al Sol

Les hemos birlado con premeditación y alevosía a eldelantalverde, y para colmo de pecado encima le hemos “descachifollado” la receta de este pan tipo biscotte. Es tan rápido de hacer que ni siquiera tienes que encender la cocina, tan sólo “encender” el Sol.

Ingredientes:

* 150 gr de semillas de lino
* Semillas variadas de la clases que te dé la real gana, de amapola, sésamo, frutos secos, mueslis y cereales de desayuno…
* Un tomate grande fresco
* 4 tomates secos
* Medio pimiento rojo
* Media cebolla
* Un diente de ajo
* El zumo de 1 limón

Elaboración del pan crudívoro:

1- Pilla un rallador, o mejor aun, una picadora eléctrica y métete a fondo con las verduras frescas y los tomates secos ( el caso es dejarlos rallados sin dejarlos hechos polvo). Mezcla con las semillas de lino y alguna de otra clase (frutos secos, muesli…) para darle más matices al tinglado. Si aparece ante tus napias una pasta demasiado seca y que no hay humano que la amase, añade un poco de agua.

2 – Apáñatelas para estirar y aplanar la masa y dejarla con un grosor como el que se aprecia en la foto. Herramientas válidas para tal acción : cuchara de madera, paleta, botella de cristal, vaso, gafas de la abuela (la parte del cristal), bolas china de la novia, la pelota de goma “requisada” a los maderos en la última “manifa”…Por obra y gracia de un cuchillo conseguirás porciones del tamaño que se te antoje.

3- “Hornea” los biscottes de semillas al Sol durante todo un día, sobre un radiador o deshidrata en el horno a 80 grados hasta que estén secas pero flexibles. Guarda tu “papel” nutritivo de cereales y verduras en un recipiente hermético y mételas mano habitualmente para producir una simbiosis perfecta con queso de untar y membrillo, mermeladas, patés vegetales, queso con miel y nueces, con manzanas calientes y atún, con guacamole y fresas, (me perdonen los veganos por estas últimas “guarrerias”)… ¡¡joer que hambre me está subiendo por la rabadilla!!

Regala auténtico “arte culinario” por 0 euros…o un poco más

Sugerencias para sobrevivir al dilema navideño :

– Opción A. “Desenchufarnos” de la tiranía del espectáculo creado en la cueva con sombras de Platón. Dejar de ser tan patéticamente dependientes del sistema y abogar por unas Navidades sin compras, sin regalos, sin culpa, poniendo fin al chantaje social. ¡Boicotea la Navidad! (sin duda la elección de esta modesta casa para no dejarnos tocar los “webos” y conservar las pocas neuronas sanas que nos quedan).

– Opción B. Regalos culinarios hechos en casa. Originales, divertidos, personalizados y muuuuucho más económicos.

Si no tenéis un puñetero euro y queréis regalar “autentico arte” por casi cero euros,  tan sólo tenéis que emular al artista Manzoni,  que puso, o más bien depuso sus excrementos en 90 latas de metal y las etiquetó literalmente con las palabras “Mierda de Artista”. El “iluminado artista” vendió cada lata al peso, teniendo en cuenta la cotización diaria de oro. Algunas latas están en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona, el centro Georges Pompidou de París, la TATE Gallery y el MOMA de Nueva york. Algunas de ellas han explotado por la expansión de los gases. En el año 2007 se llegó a subastar un ejemplar en 124.000€.

Piero Manzoni murió a causa de un infarto de miocardio en 1963. Un mercado libre y por abonar en el mundo de los agasajos.

 

Autentico “arte” por cero euros. El desenlace del mundo culinario. 


 

Sal de Vino artesanal

foto de nieves dq dulce y salado

Utilizad sal gorda común, ni te molestes en dejarte la pasta en comprar la Maldón.

Tampoco tienes que pagar por un buen vino, ya que éste en contacto con la sal, se avinagra por el proceso químico.

Colocamos en un plato hondo la sal gorda, vertemos encima el vino hasta cubrirla. Dejamos en un sitio calentito hasta que evapore. Para acelerar el proceso puedes aprovechar el calor residual del horno de una anterior receta.

Todos los días es necesario removerla  para que seque por todos lados por igual.

¿La quieres más roja y con más sabor? Repite la operación.

PRESENTACIÓN:

Cuando la sal esté seca,  suéltala con los dedos. Puede ser usada como condimento en ensaladas, carnes, asados…Métela en un tarro de cristal, decora el bote y ¡a regalar!.

Cómo hacer joyas con gominolas.

 

Hacer panes creativos en cinco minutos para tu tía Rita

 

Cómo hacer galletitas especial de Navidad  en 10 minutos para “quedarte” con tu suegra.

 

Como envolver galletas de Navidad con un poco de “salero”

 

Pan Casero del de Verdad en Cinco Minutos (y un poquito más)

Receta de Pan Casero muy,  muy sencillita.

El pan nuestro de cada día es una puta mierda. Y aunque hable en sentido metafórico, hoy también quiero hablar del pan para hincarle el diente. El pan industrial, el que comemos casi todo hijo de vecino hoy en día, es realmente infumable.

El pan de antes (y no hablo de hace medio siglo, ni una década) se mantenía tierno una semana. Pero es que ahora ya no duran ni 18 horas. Me da la impresión de que llevan un sistema de autodestrucción, como los mensajes de los espías, para que tengas que tirarlo antes de tiempo y compres más.

¿Os pasa esto a vosotros o es un fenómeno local?

Ya que estamos… una oración para los políticos: El pan nuestro de cada día dánosle hoy,  y perdónanos nuestras hipotecas,  así como nosotros perdonamos vuestra incompetencia. Y no nos dejes caer en la tentación de sublevarnos…  más líbranos del mal que inyectáis en nuestros corazones…¡¡Amén!!. Sospecho que no van a hacer ni puto caso de esta plegaria.

Más miga para el asunto.  Pan casero con un toque diferente y original. Antes de hornear vuestro pan casero poner ajo, aceitunas, tomates, cebolletas, lo que se os ocurra encima del pan.  Salpicad con un poco de aceite de oliva y sal. Y os obtendréis este pan tan apetecible.

Sidebar3 : Please add some widgets here.