Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Currently browsing decrecimento

¿De verdad necesitas el supermercado? Vivir sin supermercados es posible

Vivir sin supermercados es posible. Cada vez más gente huye de sus largas colas y de su ambiente viciado. Una revolución lenta y silenciosa está siendo llevada a cabo por personas hartas del consumismo desenfrenado al que se nos quiere someter.

En general los supermercados son gigantescos mayoristas que nos cobran precios de minorista. Las visitas a los supermercados nos suponen fines de semana perdidos entre los interminables pasillos. Coger el coche, conducir e ir a la caza de un aparcamientoAcarrear el puñetero carrito entre los prominentes muros de las latas de conservas y las inacabables columnas de paquetes de cereales, intentando localizar lo que habitualmente compramos y ahora ha sido cambiado por otro producto más “moderno”…¡¡menudo estrés!!. ¡¡Dios, que todavía nos falta la kilométrica cola para pagar!!, mejor dejo la compra y vuelvo otro día. ¿Hemos olvidado a Schumacher y su “Lo pequeño es hermoso“,  una colección de ensayos en los que se defiende lo pequeño en contraste con frases como “cuanto más grande mejor”.

Librarse de los supermercados y de los dolores de cabeza que producen es posible. No dones tu sueldo a los supermercados. La alternativa no es una vida cara y abnegada dejándote una pastón en tiendas on line ecológicas con precios hiper inflados. Se trata de una vida más relajada y sin marearnos de dar tantas vueltas.

Si quieres vivir sin supermercados puedes hacer lo siguiente :

* Compra al por mayor.

Trata de unirte con varias familias y haced una compra conjunta al por mayor una vez al mes. Compra al por mayor harina, arroz, pastas, latas, detergentes y productos de limpieza, rollos de papel higiénico…etc,etc. Incluso te lo pueden llevar a casa. ¡Sin tener que guardar largas colas!,¡ni conducir!, ¡ni aparcar!,¡ni tener que acarrear con el armatoste del carrito por pasillos interminables!,¡con más tiempo para gandulear!.

* Compra en las tiendas de tu barrio. Compra en las carnicería, las pescadería y la frutería del barrio. Notarás la diferencia en un trato cercano, más amable y personal.

 

* Alquila un huerto y cultiva tus propias verduras. Disfruta de las ventajas y placeres de los cada vez más numerosos huertos urbanos.

Más información de los huertos urbanos en :
Red huertos urbanos Barcelona

Red de huertos urbanos Madrid

* ¡Haz tu propio pan!. Cogiéndole el tranquillo, no es tan difícil como pueda parecer “a priori”. 1 – Pon un poco más de un litro de agua templada en una fuente.

2 – Añade un puñadito de levadura, otro de azúcar y un poco de sal.

3 – Agrega un kilo de harina. Déjalo durante unas cuantas horas.

4 – Espolvorea una mesa con harina. Si se pone pegajosa, añade algo más de harina y amasa. ¡No te laves las manos, disfruta del proceso!.

5 – Divide la masa en seis montones y llena por la mitad seis moldes de pan.

6 – ¡Al horno caliente durante de 20 minutos a media hora!. Y ahí tienes tus seis barras de pan artesanal que duran dos semanas en buen estado. Nada que ver con la mierda de pan bazofia comercializado.

Vídeo al canto para hacer el pan de otro modo también muy rápido y facilón.

* Fabrica tus productos productos de limpieza. Pincha en el enlace y apúntate al movimiento  “Made in Home”

Fuente : Cómo ser libre. (Tom Hodkinson)

Sidebar3 : Please add some widgets here.