Currently browsing comidas raras

Kiviak, foca rellena de 500 pingüinos : apestosas delicatessen mongólicas

El Kiviak es un plato tradicional de los esquimales que viven en el norte de Groenlandia.  Esta delicatessen de la raza mongólica es consumida en invierno y está hecha básicamente con álcidos (un tipo de aves similares a los pingüinos), una foca y grasa. Se rellena la foca con los pingüinos y se deja macerar de 3 a 18 meses, incluso el tiempo de maduración puede llegar a los 2 años.

El olor de la mezcla es tan fuerte que la delicatessen no se puede comer dentro de casa. Imaginad 500 pájaros fermentándose en el interior de una foca durante tantos meses. Para los Groenlandeses es una delicia, tanto, que se comen hasta los huesos de los pajarillos que han estado en el interior de la foca.

La receta de cómo se hace Kiviak para quien se anime a hacer esta delicia de la raza mongólica :

1 – Se rellena una foca (destripada anteriormente) con unos 500 pingüinos crudos con sus correspondientes picos y patas, pero ¡ojo! sin las alas, ¡¡que asco por Dios, cómo se te ocurre pensar en meter los pingüinos con las alas!!.

2 –  Se cose la foca (y tu boca para no vomitar) y se sella con grasa.

3 – La difunta foca y los fallecidos 500 pingüinos acaban formando un fiambre compacto sobre el que se pone una piedra.

4 – La deliciosa mezcla se deja fermentar entre tres y dieciocho meses (está oscilación de tiempo supongo que dependerá de las agallas del pobre esquimal al que le toque ir a comprobar como va la maceración).

Mmmmm, ya me estoy relamiendo…(el vómito que acabo de echar)… mejor dejo el kiviak para paladares sin complejos.

Fuente : hestar.com

Esnifar comida, lo más “cool” del panorama “culinario-oligofrénico”

La oligofrenia no tiene fronteras, la podemos encontrar en todos los rincones del planeta, agazapada y taimada, y siempre sorprendiéndonos con alguna novedosa “giliplollez”. ¿Que a qué me refiero?, pues a la moda de esnifar comida. Desde hace un poco tiempo los platos, postres e infusiones, pueden ingerirse de un sorbo (mejor expresado, de una inhalación).Ventajoso a más no poder para los cagaprisas y los adeptos a contar calorías. La cantidad calórica se ve reducida en el formato esnifado.

El creador de la ocurrencia, fue un profe de la Universidad de Harvard, David Edwards. El tío no tenía otra actividad mejor que hacer entre kit-kat y kit-kat que desarrollar distintos dispositivos que convierten las comidas en bocanadas de aire. Estos son los alimentos disponibles para esnifar:

 

1. Chocolate
Te compras “Le Whif”, que es un tubo transportable del tamaño de un pintalabios, y ¡zas! te llevas entre las mucosas de las narizotas todo el sabor del chocolate puro, chocolate y frambuesa, o chocolate y menta. El fast food se va a acabar , ahora se lleva el “ultra-fast-food”.

En un mes se habían vendido 25.000 unidades, dejando a cero el stock producido. El inventor de la “comida humo”, de oligofrénico tiene poco, más bien es un listo que aprovecha la oligofrenia reinante en el mundo culinario.

 

 

2. Café

Después de que el chocolate para inhalar batiera récords de ventas en el mundo (200.000 unidades, la mayoría en el Reino Unido), Edwards le cogió el gusto y se atrevió con la versión con sabor a café. Presentado en una caja biodegradable (se podrá también esnifar la caja, ese siempre ha sido el sueño de mi vida, esnifar una caja, aunque sea de cerillas). Todo ventajas, como verás, ya nunca más te irás a trabajar sin tomarte el café por falta de tiempo. Snif, snif y andando.

 

Camaradas mierdaeuristas en pleno banquete gastronómico-esnifador en plan autosuficiencia. (SIY, snif it yourself).

3. Carnes y postres, una sopa de tomate, vitaminas inhalables con tres formatos: té verde antioxidante, té de vino antienvejecimiento con resveratrol y té de hibiscus multivitamínico…como veréis hay donde elegir que meterse por la nariz. La cocaína va a ser historia.

Edwards, al enterarse de que íbamos a publicar este post, ha pedido nuestra colaboración por un problemilla de narices que tuvieron con la máquina de inhalar alimentos. Aquí os dejamos lo que nos ha remitido.

Fuente : viagourmet

El choriflan, la nueva sensación en los supermercados argentinos

El choriflan que causa sensación en los supers argentinos (o resacón estomacal). Mejor id preparando el Almax o sales de frutas.


La magia del chori y el glamour del flan…no quiero ni imaginarme la orgía de brainstorming que deben de haber tenido los mentes pensantes publicistas.

La agencia Grey  es la se ha estrujado los sesos para parir este “chorinuncio”. Se ha servido de la estética de la familia pluscuamperfecta de los años 50, un flan y un chorizo (además de la puñetera  cancioncita pegadiza, que se me ha quedado incrustada entre los pliegues del cerebro) para publicitar…¡un limpiador!!.

No sé que da más nauseas si el choriflan o los dos mocosos.  Os dejo con (no hay gente rara, sólo comidas raras) y unas originales tostas de atún y leche condensada.

 

 

 

Sidebar3 : Please add some widgets here.