Currently browsing cocina creativa

Cómo cocinar un huevo dentro de una cáscara de naranja

Al más puro estilo jóvenes castores. Aquí os dejamos una idea de cómo cocinar huevos en el campo o en una barbacoa urbana sin necesidad de sartén.
Diversión para los niños y para los no tan niños.

huevo cocinado en una naranja

 

 

Y para los amantes de las recetas en vídeo…¡dentro vídeo!

 

Recetas con pastillas Juanolas, para sorprender . ¡Coñe, que nostalgia y que “modernidez”!

¿Sorprendido?, pues yo sí, cuando me he topado con este original recetario cuyo ingrediente común son las pastillas Juanolas de la niñez de muchos de nosotros. ¡¡Y yo que pensaba que sólo servían para aclarar la voz y refrescan la boca además de teñir mis dientes con un “favorecedor” negro acuarela!. Asimismo de servirme para apostar entre los chavales quién se comía una caja de Juanolas todas de una vez!.

Foto de Lacocinaplural

Las Juanolas son unas pastillitas romboides emblemáticas que forma parte del recuerdo personal de varias generaciones de españoles. Son inconfundibles por su forma, su negrura y su sabor a regaliz. Por si te interesa, las primeras pastillas fueron elaboradas en el año 1906 en la farmacia de D. Manuel Juanola Reixach, así que ya tienen sus años entre nosotros.

Más de 17 Recetas audaces, atrevidas, originales que podéis descargaros gratuitamente en este PDF.

Estas son algunas de las recetas que os encontraréis en el PDF gratuito.

* Pan de Juanola
* Un facilísimo y creativo Aceite de Juanola
* Mayonesa de Juanola

* Infusión de Hierbas y Juanolas
* Pato con Peras al aroma de Juanola (el pato lo podéis cambiar por pollo)
* Helado de Juanolas

Los mierdaeuristas de pura cepa, pueden usar este recetario como fuente de inspiración pero cambiando los ingredientes más “de luxe” por otros más económicos (pato por pollo, el pastel de setas por champiñones…)

Un guiño para mierdaeuristas “anarkistas”

Barriles para bebidas hechos con sandía

Cómo-construir-barriles-para-bebidas-con-sandías-1

¿Harto de presentar los cócteles y bebidas veraniegas siempre de la misma forma?… ¡sorprende a tus amigos, leñe!.

* Una sandía grande, ande o no ande
* Un cuchillo con punta
* 1 descorazonador de manzanas
* Un grifo o espita (de venta en ferreterías, establecimientos de coctelería o fábricas de barriles de cerveza)
* Bebida para rellenar la sandía

Cómo-construir-barriles-para-bebidas-con-sandías-3

1 – Lava y seca la sandía. Este paso te lo puedes saltar si eres un poco guarreras.

2 – Corta 1/4 más o menos de cada extremo de la sandía. Uno de los cortes hará que la sandía se mantenga derecha. El otro corte se hará por donde rellenaremos la sandía con la bebida elegida.

3 – Con la punta de un cuchillo, esculpe trazos a tu gusto… unas simple líneas horizontales o filigranas más elaboradas.

4 – Vacía la sandía de la pulpa roja, utensilio a utilizar, una simple cuchara.

barriles-bebida-hecho-con-sandía5

5 – En la parte inferior de la sandía, realiza una perforación circular con el descorazonador de manzanas. Incrusta el grifo en la parte inferior de la sandía,asegurándote de que se mantiene encajado.

6 – Llena la sandía por la parte superior con la bebida que quieras.

Caipiriña brasileña, Margarita amarilla, ponche, limonada rosada, todas ellas hechas con sandía las puedes encontrar en Cócteles de sandía

Fuente: Elgrancatador.com

Caracolas hojaldradas creativas: dulces placeres para incluir en la “teoría del caracol”


Caracolas con glasé. Visto en : Alcalordeunbizcocho

Después de la orgía carnavalera de este sábado, qué mejor opción que dedicar el domingo a plácidos y sencillos placeres de autosuficiencia al calor del intimo hogar con aroma de pasteles y dulces caseros (¡toma retórica empalagosa!) y practicar algo de la teoría del caracol! . Joer que hambre me está dando, espera que voy a hacerme un bizcocho de chocolate en una taza en seis minutos en el micro. Vuelvo en seis minutos.

Foto de cocinaconnieves

Tic tac, tic tac, tic tac, cuidadín con lo que haces mientras me esperas…este blog tiene la última “tejnología ejpía vigila mierdaeuristas”.

Ya estoy de vuelta…¡ahora si, ¡al lio!

Vamos metamorfosear a las clásicas caracolas con  “guarrerías” varias, tales como frutas deshidratas,  mermelada de berenjena a la vainilla o mermelada de pimentos rojos dulces.  También puedes rociar la  placa de hojaldre con un spray (o simplemente dejando caer gotas desde tu mano) con aromas naturales, agua de azahar, aroma de vainilla, licores de tu gusto, infusión de anís verde o de té endulzados con miel, raspaduras de cáscaras de cítricos, café soluble, miel, con jengibre en polvo y leche de coco…pon la mente en marcha que últimamente tienes gandulería mental.

visto en : misrecetasfavoritas

Implicados indispensables en el asunto a tratar :

* Una placa de hojaldre
* Azúcar normal
* Mantequilla sin sal


visto en : eldulcequenonosfalte

¡A caracolear! 

1 – Si vas a utilzar pasas y otra clase de  fruta deshidratadas, primeramente remojarlas  en agua o en algún licor.
2 – Extiende el hojaldre (si no tienes rodillo practica con una botella de cristal, a las malas utiliza el puño presionando) sobre una superficie enharinada hasta conseguir 1/2 cm de grosor.
5. Unta, deposita delicadamente, arroja, pringa… la superficie de la plancha de hojaldre con alguna de las opciones que te hemos dado arriba, mermeladas, chocolate, aromas, frutas deshidratadas..etc, etc
6. Enrolla por el lado más largo, y corta el hojaldre en cilindros de 1,5 a 2 cm de grosor.
7. Ahora, vamos con las caracolas a la bandeja, a hornear hasta que los presentes las vean doradas, hecho que tiene que ser llevado a  a 175 C  de temperatura.
10. Baña con glaseado  

Glasé para las caracolas :

* Azúcar glass

* Mantequilla

* Agua

* 1 cucharadita de miel

* 50 ml leche

Añade el glasé por encima de las caracolas cuando estén frías, para darles ese aspecto brillante y opaco que las hace tan “profesionales”.

En un cacharro, ¡zas!, el azúcar glass (que no es arena blanca de las costas de Saturno y simplemente es azúcar normal pulverizado) y dos cucharadas de agua requetecaliente. Si lo necesitas, añade más agua hasta conseguir la textura de la de la foto de las caracolas con glasé. Pringa las caracolas.

¡Dios, que gula!, voy a hacerme otro bizcocho en taza en cinco minutos.  Ahí os apañéis sólitos con el caracoleo. Para la próxima caracolas saladas

El número 2 del la revista gastronómica canalla “EnCrudo” ya está entre nosotros sin rumbo fijo

En EnCrudo se recupera el estilismo de los Fanzines Ochenteros en blanco y negro, pero en clave gastronómico. Una gastronomía imperfeccionista, canalla  donde se da rienda suelta a una literatura negra gastronómica reciclada y aderezada con DIY (Do it yourself).

Su publicación, no se atiene a una periodicidad constante y se imprimen pocos ejemplares con la idea de que cada fanzine pase de mano en mano dentro de los aficionados al mundo gastronómico y viaje sin rumbo fijo. Si quieres seguirles la pista, puedes unirte a su facebook. Como bien dicen en su web EnCrudo no se cuece, está hecho por que no se hace, por que anda por la calle libremente solo hay que esperar o encontrarse con el fortuitamente.

El número 2 de EnCrudo ya está en la calle sin rumbo fijo, en él podrás encontrar entre otras “canalladas gastronómica”:

-Carlos G. Cano hace el psicoanálisis a la tortilla española 

-José Ramón Navarro Pareja desvela la preparación zen de la paella.

-Curro Lucas hace las delicias de caníbales indignados con una receta de migas de alcalde.

-RaqueLíquida descubre las nuevas palabras del vino y Alejandro Vargas clasifica los clientes de un restaurante.

– José Aja lleva al límite el comer en su acuarela sobre papel y Ariadna Acosta muestra lo más oscuro de la cocina.

-Jordi Valero ofrece ración de microrrelato negro y gastronómico y el poteiro Rafael María Blázquez revela a lo gallego el conjuro de una queimada.

-Roberto Gómez seduce con su foto que parece lo que no es y Pablo Q muestra lo que es.

-Yanet Acosta aporta un microrrelato de Noches sin sexo y Jacobo Gavira pone los clasificados de las cocinas del mundo.

-Francisco López Canís hace anecdotario de la memoria y se va a 1976 y Pedro Fernández Castañón habla del aroma del futuro, el del durian.

-La poeta Carmen Moreno desnuda el desamor de la Nocilla 

– Chiqui Abril clava un anuncio del mejor bar.

-Rodrigo de la Calle deja la cocina y la botánica por la pintura con un retrato de David Pinilla en #verde y Alberto Marcos diseña el chocolate.

-Y trinchado a preguntas enCrudo cae Robin Food versus David de Jorge.

¿Alguien da más? Un fanzine que suma creatividad y que se mueve de mano en mano. Si lo encuentras cuéntalo en Facebook y que siga la rueda.

Sidebar3 : Please add some widgets here.