Currently browsing activismo

Rescata 250 euros de tu cubo de basura


foto vista en : caféole.com

Seguimos R que R intentando meteros en esas cabezotas de corcho (sabéis que en el fondo os tenemos cariño) la idea de cocinar con desperdicios. Aquí os dejamos unas cuantas “truqui-ideas” de cómo salvar una gran variedad de verduras y una buena suma de euros ¡nada menos que 250 euros! de una muerte segura en el hostil cubo de basura.

Tan sólo un dato para acelerar vuestra implicación en el rescate de sobras y desperdicios.
En España, cada uno de nosotros, tiramos, de media, 63 kilos de comida al año. Cada “ejpañolito” tira 250 euros anuales a la basura. Lo que supone un gasto total de 11.000 millones de euros anuales en alimentos que no se van a consumir. Hay quedan las matemáticas bailando en vuestras mentes, las reflexiones pueden empezar en tres dos, uno,¡ya!.

Protocolo de rescate de euros y RCP para sobras y desperdicios.

Hojas de zanahorias, apio e hinojo: Picad y mezclad pequeñas cantidades con perejil como adorno o en salsa verde. Otra opción es cortar en trozos muy pequeños y deshidratar encima de un radiador o simplemente encima de un paño en un entorno sin mucha humedad ambiental.

Tallos de acelga o col: Hervidlas en vino blanco y agua salada con cáscara de limón hasta que estén tiernas, luego colar y condimentar con aceite de oliva y sal. O bien horneadlas con crema, caldo o las dos cosas, cubiertas con queso y un poco de mantequilla.

Cáscaras de cítricos: Las cáscaras de mandarina orgánica pueden ser deshidratadas en el horno o encima de alguna fuente de calor como los radiadores. Luego almacenadas para condimentar guisos o salsas de tomate e infinidad de postres

Mazorcas de maíz: Una vez que se sacan los granos de maíz, hervid a fuego lento las mazorcas con cebollas y zanahorias para hacer un caldo simple.

Corteza de melón: Cortad la cáscara exterior y usad la parte más crocante de la corteza como reemplazo de pepinos en ensaladas y sopas frías.

Cáscaras de patatas: Freídlas en aceite caliente salpimentar y añadid pimentón dulce.

Tallos de cebolla: Lavad bien, picadlos y cocinad brevemente en sopas o guisos cremosos, o mezclad con puré de patatas.

Hojas y tallos de tomate: Sumergid en sopa caliente o salsa de tomate para agregar más profundidad al sabor del tomate. Descartad las hojas después de remojarlas.

Restos de tomate: Ponedlos en un colador sobre un bowl, salad bien y recolectad el jugo rojo para usarlo en gazpacho, tragos Bloody Mary o risotto.

Hojas de nabos, coliflor y rábanos: Cocinad de la misma forma que las de col, acelgas, mostaza o col rizada.

Semillas de sandía: Asad y salad como las semillas de calabazas.

• Tallos de brócoli: Cortad y descartad la cáscara dura, con un pelador de vegetales, cortad cintas y mezclad con jugo de limón y queso parmesano.

Para ver noticias relacionadas y conocer más trucos sobre rescatar sobras en recetas mierdaeuristas, tan sólo escribe desperdicios en el buscador de la página principal de recetas mierdaeuristas.

Visto en : www.createandshare.es

¿De verdad necesitamos el frigorífico?. Trucos para vivir sin nevera

Frigoríficos, una carga para nuestra economía

Para esta catarsis en nuestras costumbres (vivir sin frigorífico) nos aprovechamos del conocimiento de las abuelas y sus trucos para mantener los alimentos cuando no estaba inventado el frigorífico. . Actualmente, a “priori” la idea de vivir sin frigorífico nos puede resultar irrealizable y pura fantasía…¿estás seguro?, echa un vistazo a estos trucos de abuela renovados.

conservación-verduras-sin-frigorífico

El  artista-diseñador coreano Jihyun Ryou (que ha escuchado las batallitas de cómo su abuela conservaba los alimentos) ha trasladado los tradicionales conocimientos de la “yaya” a unos “cacharros” de almacenamiento con diseño contemporáneo.  Ni de coña se los vamos a comprar (la formula artista+diseño+contemporáneo siempre da como resultado una cifra en euros astronómica para un mierdaurista concienciado), pero os pueden servir de inspiración para haceros vuestro aparatejos de almacenaje de diseño “made in home”.

Tan sólo hay que seguir unos sencillos consejos para favorecer la conservación de frutas, verduras, mantequilla y huevos entre otros productos sin mantenerlos en el frigorífico. Y por lo tanto, sin el enorme gasto de energía que requieren las neveras.

Beth Leonard y Evans Starzinger (que llevan 12 años viviendo sin frigorífico) publican en su web una guía (PDF) con productos, tiempo de conservación y condiciones para conservarlos fuera del frigorífico (en inglés, recordad que existe el traductor de google): patatas, zanahorias, cebollas y repollos, dicen, duran un mes fuera de la nevera; remolachas, tomates y pepinos, más de tres semanas. Ejemplo de consejos que podéis encontrar en esta lista:

–Las manzanas emiten mucho gas etileno, que acelera la maduración de frutas y vegetales, pero retrasa la salida de brotes en patatas y cebollas. Para que duren las patatas y las cebollas pon manzanas al lado. Evitar mantener las cebollas con las patatas, ya que favorecen los brotes.

Envolver el repollo con un paño o toalla húmeda a diario para mantenerlo fresco.

No guardar las manzanas cerca de cítricos, ya que favorecen su maduración.

La mayonesa puede mantenerse afuera del refrigerador por meses siempre y cuando no entren bacterias al frasco. Siempre servir con una cuchara limpia.

Los vegetales de raíz como la zanahoria y el puerro se deben mantener en posición vertical para permitir que el organismo ahorre energía y permanezca fresco por más tiempo. Un recipiente con arena húmeda ayudará a lograrlo.

-Para mantener las berenjenas, calabacines, pimentos  pepinos frescos fuera del frigorífico se mojan todos los días y se ponen sobre una superficie agujereada con una bandeja llena de agua debajo como en el ejemplo de la foto.

Las lechugas se logran conservar frescas metiendo su base en un recipiente con agua, como si fuera un ramo de flores metido en un jarrón.

-Para prolongar la vida de las especias secas y sin que se apelmacen, se puede agregar a la tapa de los recipientes arroz, que absorbe la humedad rápidamente.

conservación-de-huevos-sin-frigorífico

Los huevos tienen millones de orificios en su cáscara, que absorben el olor y sustancias muy fácilmente. Si se mantienen en la nevera con otros ingredientes, pueden adquirir un sabor diferente al suyo natural. En los supermercados los tienen sin refrigeración ¿por qué pensamos que nos va a nacer un pollo si no los metemos al frigo nada más llegar a casa?. Truco de propina para saber si los mismos están frescos.  se puede poner el huevo en  un vaso con agua: si se hunde, está fresco; si flota debe ser descartado.

La carne, el pescado fresco y la leche son únicos productos que verdaderamente necesitan refrigeración. Si todos los demás ingredientes los mantienes fuera del frigo…¿por qué no ahorrar pasta comprando un minifrigorífico?

Esta forma de conservación de alimentos sin necesidad de gasto energético en frigoríficos  combinado con la Huerta Urbana 100% orgánica es todo un estilo de vida para un  futuro más sostenible.

 

Sindinero en Twitter (¡¡síguenos!!): @sindinero

Recetas mierdaeuristas en Twitter (cocina para pobres, ¡follow me!): @mierdaeuristas

El periplo de los pollos: de las “granjas de concentración” a tu mesa

 

Vivimos en un sistema demente al que alimentamos y ayudamos a perpetuar consumiendo irresponsablemente una y otra vez  sin detenernos a pensar por unos instantes qué son realmente los productos que consumimos , de dónde vienen y el proceso por el que pasan hasta llegar a nuestras mesas.

 

 

Nos hemos alejado de la naturaleza tan drasticamente, que ya no somos concientes de lo que verdaderamente comemos. La gran mayoría de la gente consume carne pero al mismo tiempo son amantes de los animales. Si preguntas a la gente si serían capaces de matar con sus propias manos al animal que se comen el 90% diría que no podrían. Estamos ciegos ante el proceso por el que pasan los alimentos que consumimos. No vemos más allá de la “inocente” y plastificada hamburguesa o filete que nos ponen en el plato. Siento descubriros que los reyes no existen, pero las hamburguesas no nacen siendo hamburguesas.

Os dejamos un fragmento del reflexivo documental “Nuestro pan de cada día”, documental en el que las palabras se sustituyen por el sonido de fondo de la tecnología como apoyo a las impactantes y despiadadas imágenes visuales. Se muestra el camino que siguen los pollos desde su origen en los “campos de concentración granjeros” hasta nuestra mesa. Una invitación a la reflexión sobre el modo de producción actual.

“La grandeza de una nación y su progreso puede medirse en cómo trata ésta a los animales” .

Gandhi

Alternativas a las “uvas de la ira” de fin de año

Las Uvas de la ira

Diatriba contra el fruto de la vid. ¡¡Odio las uvas!!.

¿Por qué leches en fin de año no nos zampamos  unas cuantas mandarinas como lo hacen en China ? ¿Por qué uvas y no arándanos o lo que nos dé la real gana, más acorde a nuestra idiosincrasia? La culpa es de los agricultores levantinos que en 1909 se agobiaron con el excedente de uvas. Para remediar el “desaguisao” repartieron las uvas gratis entre la ciudadanía y alguien decidió que su consumo en Nochevieja traería fortuna. Pero no les tenemos rencor, al menos así nos obligamos a comer fruta una vez al año.

El temita “uvas en fin de año” es toda una revelación sobre cuánto nos cuesta rebelarnos contra las normas sociales, aunque se trate de circunstancias insignificantes. Nos falta desobediencia social, civil y emocional. Nos joroba despellejar y despepitar las puñeteras uvas, pero aun así, pasamos el mal trago con una sonrisita enlatada. Nos aliena y nos convierte en un ser más en línea con lo que esperan que seamos. Preferimos apechugar con la situación -escondiendo las uvas disimuladamente en la servilleta, p.e- a cargar con el sambenito de amargados y aguafiestas.

¡Cómo vamos a hacer la revolución social que el mundo está pidiendo a gritos si no somos capaces de negarnos a  atragantarnos con las doce uvitas de la suerte!. Vivimos en una realidad social colapsada, y repleta de paralelismos con la sociedad descrita en las uvas de la ira de John Steinbeck. Pero escogemos “tragar” intentando anestesiarnos con la variedad de somas que nos brinda la sociedad.

Brindo por un fin de año sin uvas, aunque sólo sea por tocar los bemoles, y observar las reacciones surgidas a tu alrededor. Por algún acto nimio empiezan las revoluciones.

Aquí os dejamos algunas  alternativas a la uvas :

Para los bocazas: 12 polvorones.

Para las chicas picantes: 12 chiles peruanos.

Para los engreídos : lo mismo que para las chicas picantes,  pero por vía rectal.

Para los fanáticos de Asia: 12 gajos de mandarina.

Para el experimental: 12 rambutanes deconstruidos.

Para los pretenciosos: 12 langostas peladas.

Para las fervientes seguidores de la dieta: 12 bocanadas de aire.

Para los vigoréxicos: 12 claras de huevo crudas

Para los refinados: 12 granitos de caviar beluga

Para los sibaritas :12 bocanadas de nitrogeno líquido con sabor a nube

Para los sumisos: doce latigazos dados con muuuuuuucho amor. Ya sé que latigazo no pega con lo culinario… pero no sólo de pan vive el hombre (ni tampoco la mujer).

Si eres de esas personas, que les gustan las uvas y más en Nochevieja… ¡¡disfrútalas en cada campanada!!

Ser mierdaeurista tiene sus ventajas. ¡Eres ecológico en Navidad!.

Ser mierdaeurista tiene sus ventajas. Al no llegarte el bolsillo para comprar los clásicos langostinos para Navidad, estás siendo más respetuoso y ecológico con el planeta Tierra.

Asesinatos en al menos 11 países.  Destrucción de los bosques costeros tropicales. Contaminación de la costa con pesticidas y antibióticos. Explotación laboral. Destrucción de fondos marinos. 150.000 tortugas muertas al año. 1 Kg de langostinos = 20 Kg de especies muertas arrojadas al mar. ¡No compres destrucción!.

Una Navidad ecológica es aquella donde en la mesa no hay langostinos. Por si no lo sabías, el impacto medioambiental y social de criar estos mariscos es terrible. La mayoría de los que compramos proviene de grandes granjas acuícolas instaladas en países pobres. En ellos esta industria está dejando una profunda huella de destrucción y violencia, provocando el desplazamiento de miles de pescadores artesanales y la extinción de numerosas especies en países como Ecuador, Honduras, Colombia, India, Tailandia o Brasil. España es el país europeo que más langostinos importa y el tercero en el mundoNuestros langostinos baratos son por ello responsables directos de la destrucción de miles de hectáreas de manglares tropicales, esos bosques flotantes rebosantes de biodiversidad, más productivos y valiosos que los arrecifes de coral.

Además, resultan una inmejorable barrera natural contra huracanes, tsunamis y otros desastres naturales; o lo que es lo mismo, su desaparición deja sin protección a los pueblos costeros de medio mundo.

Talados masivamente, esos encharcados ecosistemas son convertidos en grandes piscinas de cría de camarones a mayor gloria de nuestras fiestas gastronómicas, de nuestros lujos. Donde se arrojan toneladas de antibióticos, fertilizantes, fungicidas y pesticidas culpables de la aparición de numerosas enfermedades.

Un consumidor responsable rechaza los langostinos de cultivo por ser ecológicamente insostenibles.   Tus pequeños gestos pueden cambiar el mundo, también en Navidad.

Visto en : La crónica verde

 

Sidebar3 : Please add some widgets here.