Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Ser mierdaeurista tiene sus ventajas. ¡Eres ecológico en Navidad!.



Publicidad google

Ser mierdaeurista tiene sus ventajas. Al no llegarte el bolsillo para comprar los clásicos langostinos para Navidad, estás siendo más respetuoso y ecológico con el planeta Tierra.

Asesinatos en al menos 11 países.  Destrucción de los bosques costeros tropicales. Contaminación de la costa con pesticidas y antibióticos. Explotación laboral. Destrucción de fondos marinos. 150.000 tortugas muertas al año. 1 Kg de langostinos = 20 Kg de especies muertas arrojadas al mar. ¡No compres destrucción!.

Una Navidad ecológica es aquella donde en la mesa no hay langostinos. Por si no lo sabías, el impacto medioambiental y social de criar estos mariscos es terrible. La mayoría de los que compramos proviene de grandes granjas acuícolas instaladas en países pobres. En ellos esta industria está dejando una profunda huella de destrucción y violencia, provocando el desplazamiento de miles de pescadores artesanales y la extinción de numerosas especies en países como Ecuador, Honduras, Colombia, India, Tailandia o Brasil. España es el país europeo que más langostinos importa y el tercero en el mundoNuestros langostinos baratos son por ello responsables directos de la destrucción de miles de hectáreas de manglares tropicales, esos bosques flotantes rebosantes de biodiversidad, más productivos y valiosos que los arrecifes de coral.

Además, resultan una inmejorable barrera natural contra huracanes, tsunamis y otros desastres naturales; o lo que es lo mismo, su desaparición deja sin protección a los pueblos costeros de medio mundo.

Talados masivamente, esos encharcados ecosistemas son convertidos en grandes piscinas de cría de camarones a mayor gloria de nuestras fiestas gastronómicas, de nuestros lujos. Donde se arrojan toneladas de antibióticos, fertilizantes, fungicidas y pesticidas culpables de la aparición de numerosas enfermedades.

Un consumidor responsable rechaza los langostinos de cultivo por ser ecológicamente insostenibles.   Tus pequeños gestos pueden cambiar el mundo, también en Navidad.

Visto en : La crónica verde

 




Tags: , ,

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.