Sardinas “escabechamarinadas” a las hierbas aromáticas de parque





 

A estas no hubo forma de hacerlas revivir por mucho baño aromático en que las metí, la hora de la muerte se fijó a las 3 y 17 de la tarde.”Resquiescat in Pacem”,

Integrantes para el descabellado fin de escabechar las sardinas

* 6 Sardinas grandecitas y bien frescas, pero muertas, no seamos tan sádicos como los chinos y sus pulpos vivitos y tentaculando en plena mesa.

* Una cebolla

* 3 Dientes de ajo sin caries

* 1/2 cucharadita de pimentón dulce

* 2 Hojas de laurel (en cualquier parque público)

* Sal y una o dos pastillitas de tipo avecrem

* 2 clavo de olor que no estén oxidados

* Aceite de oliva, se acepta de girasol como compañero de viaje

* Un chorrito de vinagre (si tenéis de Módena, estáis de suerte)

* 1/ 2 Vaso de vino blanco (del más baratucho que diviséis en las estanterias del súper)

* 1/4 de vaso de agua del grifo, con todo su cloro y accesibilidad

* Hierbas aromáticas como romero, tomillo, lavanda, salvia…todas ellas en la mayoría de los parque públicos.

¡¡A “escabechar” las sardinas!!, como siempre haces con todas las recetas que te damos, que las “escabechas” te sale una mierda y luego nos echas la culpa a recetas mierdaeuristas, ¡ya te vale!.

1 – Lavas, destripas y decapitas las sardinas.

2 – Las das un baño polvoriento en harina y las fríes en abundante aceite caliente.

3 -Foto al canto:

3 Bis- En un poco de aceite fríes la cebolla con sal (ni te molestes en pelarla, solo cortarla en trozos grandotes)

4 – Añades los ajos ( si no has cortado la cebolla para qué cortar los ajos)los clavos de olor, pimentón, el laurel, los hierbajos aromáticos del “súper del parque” y la pastillita de sabor tipo Avecrem.

5 – Y ahora a ahogar el tinglado con todos los “líquidus activus”, el vino blanco, el agua, el vinagre y creo que no se me olvida ninguno, repasadlo por vuestra cuenta y riesgo.

6 – Haces vahos con los vapores alcohólicos que se evaporarán, que no veas como descongestionan las vías altas.

7- Joer, me falta algún ingrediente, y sospecho que no era de los opcionales…¡¡coñe, las sardinas!!, que sino su muerte habrá sido en vano. Pues hala, ya las estás tirando (con cariño, un poco de respeto que están de cuerpo presente) dentro del baño caliente aromático a ver si así reviven. Si al cabo de cinco minutos no dan muestras de vida, no hay quien las salve ya, retíralas del fuego y …”Resquiescat in Pacem”.

8 – Déjalas macerar en el escabeche por toda una noche para que cojan más sabor.




1 comentario sobre “Sardinas “escabechamarinadas” a las hierbas aromáticas de parque”

  1. mierdaheurista dice:

    Las hierbas, a ser posible que no estén meadas por perros y gatos y no muy cerca de la carretera por el plomo de los escapes.

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.