Archivo para la ‘recetario’ Categoría

Hamburguesa de Garbanzos ¡cojonuda!



Hamburguesa Garbanzos ok 1

 

Foto de Recetas Mierdaeuristas, es copylef, si la necesitas ya sabes, pero si nos mencionas nos ponemos la mar de contentos.

Implicados en el invento garbancil 

– Un bote grande de garbanzos cocidos (500g)

Guisante congelados (un buen puñado)

– Una Cebolla pequeña

Copos de puré de Patata (un buen puñado)

Comino en polvo

Opcionales. Frutos Secos, Cilantro, Ajo, Mix de especias para fajitas

Para montar la hamburguesa:

. Pan de hamburguesa

. Lechugas variadas

. Cebolla roja

. Salsa de Yogur. Más abajo te damos la receta

1 – Como por algo hay que empezar, comenzaremos por lo más engorroso, si estáis de acuerdo bien, y sino, pues también. Lo más incordiante es quitar el hollejo a los garbanzos. Coges un puñado de garbanzos, los frotas entre las manos  y por arte de magia, los hollejos aparecerán ante tus ojos. Hollejos—–) basura, garbanzos deshollejados —–) vaso batidora.

2 – Después del mal trago de haber deshollejado los garbanzos y haber soportado sus gritos, ahora viene lo facilón tolón tolón. Todos los ingredientes al vaso de la batidora, a hacer compañía a los pobres garbanzos deshollejados. Les das unos cuantos menéos con la batidora (déjalos con tropezones, no hechos papilla de crío)

3 – Y ahora a hacer las hamburguesas se ha dicho. El proceso es el siguiente. Hacer una bola con la masa garbancil, apretar y luego aplastamiento sin ensañamiento. Si ves que el resultado está un pelín blandurrio, añade copos de puré de patata y mezcla para conseguir una consistencia más firme, tipo pechos de Sofía Loren en su juventud.

4 – Embadurna las hamburguesas con un poco de harina o pan rallado (si no tienes ni lo uno ni lo otro, vete pensando en actualizar tu despensa, pero aun así, puedes pasar de este paso)

5 – Fríe las hamburguesas en una sartén con un chorrito de aceite y monta las hamburguesas como en la foto; pan hamburgue-senil, lechugas variadas, cebolla roja, salsa salsa tzatziki (de yogur y hierbabuena). Para ver la receta de la salsa tzatziki, pincha en este asterisco * .

¡De vicio, oiga!

 

 

 

Pasta Primavera, la sangre altera



Pasta Primavera al aroma de Lima y Salsa de Soja

pasta primavera ok

Foto de Recetas Mierdaeurista (copylef, pero si al pillarla, nos mencionas, te hacemos la ola y todo)

“La primavera la sangre altera”. Con esta receta se te alterará el paladar.

 

Pasta de la forma que te mole, pero grandecitas, para esta receta no sirven los fideos cabello de ángel, que os conozco, y la liáis en cuanto me descuido.

– Una zanahoria

– Tres o cuatro ramilletes de Brócoli 

– La medida homologada de un “puñado” de Guisantes congelados

– Un Tomate natural

– Pimiento Rojo, pues hij@, depende de lo grande que sea, echas más o menos a tu gusto

– Una lima fresca (opcional)

– Aceite de oliva

– Un buen chorretón de Salsa de Soja

– 2 dientes de Ajo laminados (sin caries, porfa)

Y si quieres añadirle alguna verdura más, tienes todo nuestro “peneplácito”; espárragos, berenjenas, calabacín…

 

¿Y cuándo tenemos todo los bártulos, ahora qué?

 

1- Cuece la pasta, según el tiempo sugerido en su paquete.

2- Corta a láminas las zanahoria (aceptamos un pelapatatas como herramienta de apoyo)

3 – Lo mismo de lo mismo, con el brócoli, ¡a láminas, pero esta vez con un cuchillo!

4 – Lamina que te lamina los ojos, no quitándoles los ajos de encima (si algo no te cuadra, recuerda que el orden de los factores, (algunas veces) sí, altera el producto)

5 – Los guisantes, casi mejor, pasamos de rallarlos. Déjalos tal cual los saques de la bolsa.

6 – El tomate como va a ser una ralladura rallarlo, mejor, hazlo dados, al igual que el pimiento rojo.

Resumiendo que es gerundio, tienes que dejar todas las verduras a una mínima expresión adecuada al tamaño de tu boquita de piñón. Y como decía Antoñito Machado, “la primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido”. Henos aquí, sin saber cómo has tenido los “webos” de seguir leyendo.

Tú lo has querido, seguimos…

7 – Saltea todas las verduras en un buen chorreón de aceite y sin olvidarte de colocar una sartén entre el aceite y la fuente de calor que tengas para cocinar. Deja las verduras al dente. Hecha los dientes de ajo a última hora, dentro de nada podrás hincarle el diente. De diente a diente y tiro porque me toca, así que ahora toca la salsa de soja y la ralladura de piel de lima (si te llega el presupuesto para la lima). Unos dos o tres minutos y ¡fuera!

8- Tira la pasta encima de todo el tinglado anterior y a usar tu boquita de piñón.

Y para terminar, nos despedimos con una de Pablo Neruda, “podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera“. Pues eso, nos podrán quitar el sueño, pero nunca las ganas de soñar.

 

 

 

 

 

Calamares al AJillo y Cilantro, que se hacen antes de contar hasta cuatro



Calamares al Ajillo y Cilantro

Calamares al Ajillo y Cilantro 0

Foto de Recetas Mierdaeuristas, es copylef  pero si la pillas y nos mencionas nos ponemos happy, happy.

Joer, más de uno pensará que nos hemos vuelto locos publicando una receta de este calibre, ¡en un blog mierdaeurista!. Avisamos que está indicada para mierdaeuristas de nivel medio. Para que te hagas una idea del precio… en “Mercaporra”,  el paquete de calamar congelado limpio troceado (475grms) a 3,50 € y el paquete de cilantro (100 grms) a 1,10. Te salen dos segundos platos para dos human@s.

 

Bártulos a tener a mano

– Una bolsa de calamares congelados troceados (475 grms)

Aceite de oliva, un buen chorreón

– 3 ó 4 dientes de Ajo

– Un puñado de Cilantro 

– Sal o un poquito de pastilla de caldo de pescado 

– Opcional, mix de especias para burritos o fajitas

 

¡Peinaros, que vamos a por los “calamaros”!

Descongela los calamares. Si se te ha olvidado sacarlos del congelador para que se fueran descongelando, apáñatelas como puedas para descongelarlos, no te lo vamos a dar todo pensado. Pistas, agua caliente, “minioondas”…

Sartén + un buen chorreón de aceite de oliva + calamares descongelados + fuego fuertecito = Vas en el buen camino.

– Cuando los calamares estén casi cocinados compruebas la sal y les añades  los ajos muy picaditos, y el cilantro en los últimos segundos y el mix de especias para burritos o fajitas opcionales.  Añade, también si lo notas soso, un trocito de pastilla de pescado o la sal.

Y poco más amigos….. Servimos y a disfrutar.

 

 

 

Garbanzos Exóticos, nada caóticos



 Garbanzos Exóticos, nada caóticos

Garbanzos Marocco 0

Peazo de foto de Recetas Mierdaeuristas copylef, pero si citas su procedencia, te daremos un beso en tos los morros.

Los tres porqués. Porque por estos lares, nos mola hacer el indio (supongo que ya lo habréis notado). Porque es una forma exótica de comer garbanzos y porque este plato se hace, como la mayoría de nuestras recetas, en un plis plas.

Ingredienuchis:

– Un tarro grande de garbanzos cocidos (o los puedes rescatar de tu último cocido)

– Una Cebolla

– Dos Pimientos verdes italianos 

– Un Pimiento rojo pequeño

– Un diente de ajo

Aceite de Oliva

– Mezcla de Especias Ras el hanut  (las venden en cualquier frutería-comercio marroquí). Si pasas de buscar las ras el hanut, puedes utilizar comino molido o curry o/y cúrcuma, que con ellos, los garbanzos también quedan ricos.

 

Asín se hace:

Corta los pimientos y la cebolla en juliana como te enseñó tu tía Ana. Los pones a pochar en un buen chorro de aceite y a fuego lento. Cuando veas que la cebolla y los pimientos están muy blanditos, añade el ajo picado y las especias. Para que las especias no se te quemen, antes de añadirlas al sofrito, puedes añadir un pelín de agua.

¿Huele bien verdad?

– Pues hala, sólo te queda agregar los garbanzos, darles unos cuantos meneos para que cojan el sabor de las especias, y los tienes listos.

Tortitas de Calabacín con Salsa de Yogurt



Tortitas de Calabacín 0
Foto de Recetas Mierdaeurista (copylef), aunque si nos enlazas, nos ponemos mu contentos.

 

Tinglado para las Tortitas de Calabacín (unas 8- 10 tortitas)

. Un Calabacín no muy enano

. Una Patata (opcional)

. Una Cebolla pequeña

. Dos Huevo

. 6 ó 7 Cucharadas de Harina

. Sal

. Pimienta

. Aceite de Oliva 

 

¡A por el calabacín, que sólo se tarda un momentín!

1 – Rallador, ( o si eres impaciente como yo, usa mejor un pelapatatas) en mano, ras ras ras, al calabacín y corta la cebolla en trocitos lo más pequeños que puedas.

2- Calabacín ya rallado y cebolla ya cortada… seca el calabacín y la cebolla con papel de cocina. Si le quieres añadir patata, rallador o pelapatata en mano, a por la patata, ras ras.

3- Todo el tinglado que tenemos rallado, cortado y bien sobado, a un cuenco para mezclarlo junto con el huevo, la harina, un flush de sal y la pimienta negra o blanca (no somos tiquismiquis).

4 – Sartén, un poco de aceite de oliva, con una cuchara grande, vas echando la mezcla calabacinerahuevepatatera haciendo que se formen las tortitas. Vuelta y vuelta unos 20-30 segundos por cada cara.

 

Tinglado para la salsita de yogur

. Un yogur griego y sino, con uno normal te puedes apañar

. Media cebolla morada pequeña

. Unas buen puñado de hojas de hierbabuena 

. Un chorrito de zumo de limón

. Sal

. Medio pepino 

. Una cucharada de aceite de oliva

En la batidora, dale unos cuantos meneos a la cebolla morada, a la menta, el pepino, el yogur, el zumo de limón, el aceite de oliva y un flush de sal. ¡Ojo!, no lo dejes hecho papilla, mola más con textura de tropezones. Al frigo, hasta el momento de acompañar a las tortitas.

Sidebar3 : Please add some widgets here.