Puding “aliviaojetes” : receta para las hemorroides





El mejor tratamiento hasta ahora inventado contra ese monstruo mitológico llamado “Hemorroides”.

Las hemorroides son esos monstruos mitológicos que “nadie” padece. El temita da para un estudio de negación de uno mismo y sus cuerpos “anexos”.  Estas varices cojoneras y que dan tanto por culo entre las piernas son sufridas en silencio monacal por el 45 % de la población y se reproducen por varias razones.

La razón más común es al pasar de las meras flatulencias a los megatruños.  A unos les florece una hemorroide por cada cinco años trabajados en una empresa de alto standing y tras años de sufrir otra de las enfermedades más “cool” del momento, el estrés. Y para otros  las almorranas son la acojonante herencia genética de la abuela…

Para todos los desafortunados sufridores silenciosos y los afortunados que hasta ahora se han librado de este incordio que da tanto por el ojal trasero,  os traemos una receta de fácil y rápida elaboración que puede ayudarte a mantener a raya a las  hemorroides.

“Pudín “antihemorroidal” de pan integral, té verde, pasas y ciruelas

Si es de alguien esta foto que la reclame, educadamente por fa, porque no he sido capaz de averiguar de quién es.

Ingredientes para el pudín, además de un kilo de Hemoal y una radial como la de la foto: 

* 3 Cucharadas de azúcar o un endulzante natural como la stevia

* 3 Huevos

* 3 Tazas de leche

* 2 Cucharadas de mantequilla sin sal

* 4 Rebanadas de pan integral (con semillas, aun está mejor)

* 2 Cucharada de té verde infusionado en media taza de leche caliente

* 1/2  taza de pasas sin pepitas

* ¼ de taza de germen de trigo

* La punta de una cucharada de nuez moscada (si no tienes te la perdonamos)

* 1/2 taza de ciruelas secas sin hueso remojadas la noche anterior en agua

* Esencia de vainilla y agua de azahar (opcional)

¡¡Por dios,  deja de rascarte por un segundo la almorrana e intenta hacer algo de provecho con los ingredientes :

1 – Pringas las rebanadas de pan integral con la mantequilla por los dos lados y las destrozas con virulencia como cuando te rascas tu querida anexa de “chicha” palpitante! cuando le da por picar.

2 – Tiras  la mitad del pan en un molde engrasado con mantequilla y le añades las  pasas, ciruelas sin hueso y remojadas, azúcar (o stevia u otro tipo de endulzante natural) y la nuez moscada. ¿Dónde está la otra mitad del pan que has hecho polvo?. ¡¡Buah, si no te lo han birlado los gorriones del patio, ya lo estás incorporando antes de rascarte por duodécima vez entre las piernas!!.

3 -Apáñatelas para mezclar los tres huevos sin cáscara, la leche sin vaca y la esencia de vainilla sin orquidea y el té infusionado durante tres minutos el media taza de leche caliente. Y ahora, a hacer con esta crema lo mismo que haces con el  puñetero Hemoal. La untas en el tinglado del molde y la dejas reposar cinco minutos para que se impregne bien de la crema curativa.

4 . Trascurrido este tiempo, añades el germen de trigo y horneamos durante 50 minutos a 180 grados.

5 . Ya puedes irte al baño a aliviarte las hemorroides con agua fría y el kilo de Hemoal…la utilización de la radial la dejaremos para después de la degustación del pudín.


foto vista en : cocinaconsilvia




Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.