Pollo con salsa de Fanta naranja nazi





Imagino que pocos sabréis  de la vinculación de Fanta con el régimen nazi .Para eso hemos abierto este chiringuito-blog, para abriros la mente con un abrelatas, “culturibizarros”  culinariamente y que alcancéis la iluminación gastronómica a fogonazos.Traduciendo al arameo (lengua en la que clamará más de uno al ver la Fanta en una salsa)… que nos aprovechamos e intentamos deseducaros y reeducaros en “descachifollar” recetas como la de hoy en la que la Fanta pasa del vaso a la cazuela.

Primeramente, ¡¡a culturizarse!!…

En 1941 tras la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, las fábricas de Coca-Cola en la Alemania nazi de aquellos tiempos, vieron canceladas las exportaciones norteamericanas. ¡¡Madre mía, pensaron, y con todo el tinglado de las fábricas de la Coca-Cola montado!!.  Pues hala, a inventar una bebida hecha con sidra, queso y azúcar y la llamaremos Fanta (derivada de “Fantasie” en alemán) para que los empresarios de las embotelladoras puedan seguir con el negocio y ganando pasta.

Resultado, dos años más tarde, un 1943 se vendían en la Alemania nazi  3 millones de botellas al año.

El uso principal de la Fanta por aquel entonces, endulzar el té, por haber un severo racionamiento de azúcar (me imagino lo que estarán pensando ahora mismo los forofos de la natural y sana stevia).

En 1960 Coca-Cola Company compró la compañía alemana Fanta y comenzó su expansión a través de la Historia.

Y ahora, sin practicar apologías, ¡¡a la receta!!…

Militantes del tinglado :

*4 Cuartos de pollo o si no tienes mucho tiempo, escoge 4  filetes de pechuga si quieres hacerlo en un plis plas.

* Una cebolla de tierra,  pelada, mondada y picadita,¡¡ ayy!!,  que cálido es el lenguaje de las abuelas.

* Dos latas de Fanta de Naranja, antigua militante de la SS

* Un sobre de esos tan modernos (y tan poco sanos) de “directo al horno” de hierbas provenzales. Para los de vida más sana, pueden usar una mezcla de hierbas provenzales.

A “Fanta-sear” con el sabor tan apetecible que te quedará, si no me descuajaringas la receta como habitualmente haces:

0- Si has elegido los cuartos enteros de pollo, fríelos en aceite.

1- Picas la cebolla finamente, la pochas (freír en aceite) con sal . Si te acuerdas de pelarla antes,  será perfecto.

2 – Añades el infame sobre de “directo al horno” o las hierbas provenzales.

 

3 – Derramas por error y con horror las dos latas de Fanta y lo dejas cocer junto con las pechugas de o los cuartos de pollo hasta que sientas que la salsa se pone melosa y comienza a susurrarte frases románticas al oído (para los que tengan cera en el panel auditivo y no puedan guiarse por este aviso, el tiempo estimado es 10 a 13 minutejos sin tirarse los tejos).

 


4 – ¡¡Nenes, a comer, que hoy hay “Pollo In-Fanta”.

Nota: Si lo dejas reposar hasta el día siguiente el pollo cogerá mejor el peculiar sabor de la FANTA.




1 comentario sobre “Pollo con salsa de Fanta naranja nazi”

  1. juanma dice:

    Una receta similar pero con solomillo y cocacola: http://www.youtube.com/watch?v=3E7lFLJpjOA&list=TL-S2vBZ0e6EwPwntingvJ_mU2HWK0AhnL

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.