Perder peso estrambóticamente en los años 40





La guerra al michelín no es nueva.Actualmente, con dos coxones de besugo, hacemos cosas tan esperpénticas como forrarnos con bolsas de basura cuando vamos a hacer footing, calzarnos sin ruborizarnos el irrisorio vibrapower y demás “abdomineitors” de la teletienda… ¿para cuándo una versión para utilizar en el retrete?…

Ya en los años 40 hacíamos el oligofrénico en los gimnasios.




Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.