Pasta engulada al latón





Pasta atornillada, “engulada” al latón y hecha en un minutón

Hoy no os voy a dar mucho la lata, sólo os dejaré esta receta por si hoy os supone una lata pensar qué hacer para comer o cenar, que sea bueno, bonito y barato…

Pasta engulada al latón para dos terrícolas enlatados en esta bolita donde vamos subidos.

* Pasta de la que te dé la real gana, tornillos, caracolas con o sin olas, penes, sí, habéis leído bien, muy pronto os traeremos una receta con penes auténticos ¡ojo!, con sólo una N, no los confundáis con Pennes Rigantonni.

* Una lata de “gulas” de mentirijilla, que en realidad sobre los planos de la cotidianidad, son más de verdad que las gulas auténticas, porque a estas últimas, al parecer, nadie las ha visto últimamente. Yo para mí, que la gula auténtica es una leyenda urbana.

* Dos ajos, que como todo hijo de vecino sabe, tiene su mes de despiporre en Julio, en Gilroy en California (USA), donde se celebra el festival del ajo con “toa la caló” del verano y la halitosis flotando en el ambiente. Cuadros pintados con ajo, odas musicales dedicadas al ajo, esculturas hechas de ajo, y la oferta gastronómica ya podéis imaginaros cuál es el ingrediente protagonista…helados de ajo, tarta de ajo, bebidas de ajo…

* Un sobre de tinta de calamar,  que como todo el mundo sabe, es un bicho marino y baboso que cala la mar. Si le mosqueas se convierte en Kraken y es cuando te escupen todo el plutonio que ha absorbido de  nuestros descontaminados y límpidos mares. Antes de evolucionar a calamar eran pulpos octopusis, y los podíais encontrar en todos los océanos, las discotecas, metros y buses concurridos y también en las oficinas disfrazados con corbata y con un letrero pegado en la puerta de su despacho donde se leía JEFE. Nota aclaratoria : No todos los jefes son pulpos ni todos los extraterrestres son de Marte.

1 – Cueces la pasta que te dé la real gana, nosotros utilizamos tornillos por aquello del  “atrezzo” de la foto de taller de mecánica entre latas, acero y tornillos.

2 – Salteas por unos minutos, en un poco de aceite, una lata de gulas de mentirijilla, dos ajos laminados, la pasta y un sobrecito de tinta de calamar.

3 – Si lavas la lata de las gulas, puedes servir la pasta a modo de tapa moderneta.

Joer, menos mal que os había dicho que hoy no os iba a dar la lata…




Tags: ,

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.