Las 10 golosinas más bizarras del planeta



7 _ Caramelos sabor “Agua viva”. Caramelos con agua de Mar. Los japonesitos otra vez, que ganan a la peña en creatividad hasta en el cine porno. Sus “brainstorming” deben de ser dignas de escuchar. En alguna de estas orgías mentales se le tuvo que ocurrir a algún “tecnoholic” la brillante (escuchad el tono irónico en mi delicada voz) y descacharrante idea de inventar un dispositivo para darse morreos (besarse para los romanticones) a través de internet. Si Descartes levantará la cabeza se corría de gusto de ver su “Discurso del Método” materializado. La humanidad siendo dueña y señora de la naturaleza.

 

5 _ Caramelos sabor esperma. Creo que el slogan del tema sonoro de la publi podría ser… caramelos de leche pulefa, lefa, lefa, lefa. Lo sé, dejo de cantar ahora mismo por la higiene mentalde todos.  Más sabrosas y lecheras recetas con semen en : El semen llega a la alta cocina. ¡Tócate la po…!

 

4 _ Caramelos que aumentan el busto, pecho, tetas, torso, senos,  domingas,  melones,  lolas…se aceptan sinónimos enriquecedores del post.
Las japonesas matan por estas chuches. El medio millón de féminas a las que el “salchichero” Jean -Claude Mas ha rellenado las tetas con silicona baratuchi  seguro que huyen de comprar estos caramelos. Lleno de desalmados y pérfidos está el juego.

 

6 _ Chicle de wasabi. El wasabi, esa pasta verde japonesa que has probado en algún restarurante asiático. Los resultados a tu atrevimiento : un picor o ardor que sube por las fosas nasales, te convierte en un narizotas goteante y lloras a moco tendido como Elsa Fornero, la sollozante ministra italiana cuando cenó “humanos al recorte” en lugar de su habitual langosta. Pues eso, que este drama plañidero lo tienes ahora condensado en un “chichi”.

 

 

10 _Chicles con sabor a albóndiga.
¡Que paletada eso de los chicles anticaries con xilitol!. Ahora lo que se lleva son los chicles con sabor a albóndiga, los Meatball Bubble Gum. Nada mejor que un besuqueo con aliento a albóndiga…bueno sí, el morreo aderezado con aliento de gazpacho. ¡Y encima te vas comido!, que tiemble Bicentury y sus bazofias sustitutivas de comidas. Por cierto, puedes mandar a cagar de una forma muy ocurrente y placentera a Bicentury desde el siguiente enlace: Bicentury vete a cagar.

 

3 _ Chocolates con sabor a hamburguesa. El país Nipón le quiere hacer la competencia a  “Macmierda”. Esperemos que pronto saquen saquen los chocolates con sabor a patatas fritas para tener el menú completo. Sospecho que estos chocolates desbancarán a la “Shit Burguer”  la hamburguesa creada con residuo fecal humana  (caca,  por si alguno esta mentalmente desenfocado).

 

9 –Piruletas con gusanos caramelizados.
Si los gusanos no son santo de tu devoción puedes decantarte por unas larvas con sabor a panceta o unos escorpiones bañados en chocolate.  esta web de nutrición te enseña a comer insectos. Seguridad, consumo, cómo cocinarlos. No os riáis, que tiene más miga de lo que parece, eso de adentrarse en la entomofagía,  supongo que será parecido con la coprofagia.

 

8 _ Gominolas sabor huevo frito.  Ni cocido,  ni pasado por agua, ¡frito!,  ¡viva el colesterol!.  Por esta casa eramos incondicionales de la nebulosa del huevo frito y de la M13,  pero estas “lechucerias” de óvulos fritos están haciendo tambalearse nuestras inclinaciones ovoides.

PD: Si,  ya sé que los números están desordenados. Un truco visual para despistaros y ahorrarme los dos párrafos que faltan correspondientes a las siguientes dos golosinas. Chocolates de caca de bebé y Kit Kat con sabor a té.

 






Libro gratis : cocina para pichones, amigos y otros seres curiosos



Recetas “vintage” en cocina para pichones, amigos y otros seres curiosos.

En el siguiente enlace os podéis descargar totalmente gratis el libro de recetas

En él podréis encontrar terminología culinaria. Recetas para pardillos en el mundo gastronómico, técnicas de cocina básicas, ensaladas, lasañas, salsas para novicios en los fogones, verduras facilonas, recetas para niños, platos de pasta y arroces, recetas sencillas de carnes y pescados, e ideas para comidas de compromiso, para noche de fútbol o cine…etc etc.





Plastilina comestible. Cómo hacerla



Plastilina comestible  en un plis plas
Foto vista en creativegan

La novedad de la temporada de Imaginarium y su marketing absorbe-cerebros es pasta moldeable comestible, Yummy Dough. Por unas plastas coloreadas te clavan 9,95 eurazos. Nos la quieren vender como insólita y rabiosa novedad. “Imaginaroums” cómo me quedé al ver que la flamante innovación interplanetaria es simplemente harina y unos cuantos ingredientes más al alcance de todo hijo de vecino.

Mezclad en un bol todos los ingredientes y… ¡C´est voilá, niños a practicar “plastilinizarte”, ya tenéis la plastilina coloreada para guarrear con ella!. Las creaciones las podéis hornear. Los tiempos de cocción dependen del grosor/tamaño de la figura: Mínimo: 20-30 min.Máximo: 30-40 min. Precalentar el horno a 120-130ºC.

Ingredientes
* 2 Tazas de harina.
* 2 Tazas de agua.
* Una taza de sal.
* 2 Cucharadas de aceite de girasol (o cualquier otro aceite vegetal).

* Una cucharada de ácido tartárico(en tiendas de repostería o en farmacias).

* Colorante alimentario casero. Pimentón, colorante de la paella, curry, líquido de remolacha cocida.

* Segunda opción. Colorante líquido comprado en el súper si quieres tirar la casa por la ventana.

* Alguna que otra mosca o migas que haya es la mesa donde amasen la plastelina los niños.

Si pasáis de hornear la plastilina, y no queréis que el niño os coja un retortijón de tripas por comer masa cruda, podéis hacer la plastilina con los mismos ingredientes y cocerla en una olla como en el siguiente vídeo.





Bavaroise de yogures salvados “in extremis”



Intervención a vida o muerte de los yogures a punto de pasar al mundo caduco

Al abrir la nevera un grotesca visión ha anegado mis retinas al descubrir un trío de yogures agonizando y a punto de cruzar la frontera hacia el mundo caduco. Me dispongo a salvarles “in extremis” y a renacerlos con otra apariencia más deseable. En la intervencion a vida o muerte se nos unirán unas galletas y magdalenas que estaban “defenestradas” por ir de duras como piedras por la vida.

El nuevo aspecto de los yogures salvados “in extremis. “Bavaroise de chocolate y palomitas

Doctores implicados en la reanimación de los “yogurines”.

* Un sobre del cirujano flan chino mandarino

* 2 Vasos de leche (para la anestesia general)

* 3 cucharadas de azúcar (para el control de la glucosa en la intervención)

* 3 yogures (al borde de la caducidad)

* 2 Petit suisse de plátano (si os encontráis alguno en estado de shock por la nevera, si no, no salgas corriendo a comprarlos)

* Doctor Paladín (o similar) instantáneo

* Enfermeras doña Galletitas y señorita Magdalena (duras)

* Estudiantes de medicina en prácticas. Don Jengibre y señorita Canela

* Anestesista. Doña Palomitas (o gusanitos) de chocolate

 

Desarrollo de la Intervención

1 – Desinfectar vuestras manos.

2 – Haced uso de la leche, el azúcar y el sobre de flan según las instrucciones del paquete de flan chino mandarino.

3 – Cuando tengáis el tinglado de hacer el flan terminado, añadidle 8 cucharadas de paladín y los yogures. Si dejáis algún grumo del paladín sin disolver, mejor, así el bavaroise tendrá tropezones de chocolate.

4 – Mezclad las galletas, magdalenas o similar que están en casa desde el pleistoceno. Las aplastáis y mezclad con mantequilla derretida, el jengibre y la canela.

5 – Untad un bol o molde con mantequilla, haced una base con las galletas deconstruidas con mantequilla, y añadid la mezcla que hemos conseguido tan fácilmente del flan chocolateado y “enyogurizado”.

6 – Al frigo unas cuantas horas, a desmoldad y decorad con las palomitas (o los gusanitos) de chocolate machacados por encima del bavaroise.

PD.  Confesión. El  bavaroise que tenemos entre manos, según los puristas gastronómicos no es un bavaroise . Pero da caché a  tu currículum culinario  decir que has hecho un rimbombante bavaroise.  Así me gusta veros, sin tabús en terminología culinaria.  Las reglas fueron creadas para saltárselas.





Cous cous negro con calamares



Cous cous negro con calamares

Foto vista en loverfood

Mola hacer esta receta. Sencilla, rápida, barata y original.

Ingredientes :

* 125 grms de sémola de cous cous

* La misma cantidad de agua que de cous cous

* Lata de calamares en su tinta

1 – Calentad en el micro agua hasta que llegue a ebullición (sin sal que se pone muy salado con la lata de calamares)

2 – ¡El cous cous al agua patos!, dentro del recipiente de agua hasta que absorba  todo el agua.

3 – Mezclad el cous cous con una bolsita de tinta de calamar

4 – Abrid la lata de calamares en su tinta y mezclad con el cous cous.

5 – Enrollaros con la presentación, que no se tarda ni una miaja de tiempo. Sólo tenéis que buscar un recipiente cilíndrico o de la forma que os salga del “cataplinchukis”, untar el interior con aceite, rellenar con el cous cous hasta los bordes y desmoldad. Ya si le ponéis alguna tontunita que se os ocurra como en  la foto, el triunfo está asegurado.





Page 89 of 111« First...102030...8788899091...100110...Last »

Sidebar3 : Please add some widgets here.