Té Chai : cómo hacer en casa “polvo de té Chai”



Polvo de “té Chai”, práctica el DIY (DO it yourself)

Té-Chai-cómo-hacerlo-en-casa

Visto en orgánicoseu

*La mezcla. El té Chai es una combinación personalizada de hierbas (normalmente té) y especias exóticas de la India. No existe una receta del té chai original. Puede incluir té negro o verde o por el contrario, hacerla solamente a base de especias. En Occidente se popularizó con el nombre de Té Yogui o Yogui Tea. Práctica el DIY (do it yourself), y hazlo en casa personalizando el” Té Chai” a tu antojo.

* El tiempo. Cuanto más tiempo hiervas las especias mayor sabor tendrá el té Chai. El tiempo estimado de hervir las especias va desde una simple infusionado en agua hirviendo hasta 40 minutos. Una vez hervidas las especias, retirad del fuego y añadid las hojas de té (si es que has elegido la opción con té), tapamos y dejamos reposar durante 5 minutos.

* Con o sin leche, con azúcar, miel, panela, stevia… a tú gusto

Si queréis hacer polvo de Té Chai para almacenar, tan sólo tenéis que  triturar  todos los ingredientes que hayáis elegido hasta reducirlos a polvo.

* Los ingredientes. Estos son los normalmente utilizados para conseguir el té Chai. Mézclalos a tu gusto, quita y pon, personaliza.

* Una taza de leche en polvo

* 2 1/2 Tazas de azúcar (según lo golosos que seáis)

* 1 1/2 Tazas de té verde o negro (con el té negro el sabor será más fuerte)

* 2 Cucharaditas de jengibre en polvo

* 2 Cucharaditas de canela molida

* Una cucharadita  clavo de olor molido

* Una cucharadita de cardamomo molido

* 2 piezas de anís estrellado

* Ralladura de cáscara de naranja deshidratadas

 






Trucos para hacer una auténtica paella



Hoy ha sido domingo, hoy tocaba paella. Los talibanes de la paella han estado vigilantes para que todo el proceso se desarrollara adecuadamente y no les dieran arroz caldoso o risotto camuflado por paella.

En cada una de las 34 comarcas de la Comunidad Valenciana se cocina de forma diferente, y en todas se le llama paella. Es más, fuera de la Comunidad Valenciana también se llama paella a todo aquel plato que lleve arroz y aspire a venderse al pobre turista. Cuánto hostelero desalmado.

La paella es una. Sólo una. Aquí van diez claves para ayudaros a entender qué es la paella y qué no es la paella. Para convertirse en un auténtico talibán de la paella.

1. La paella se cocina en domingo. El sábado se puede aceptar sólo en condiciones necesarias, cuando la reunión familiar o de amigos sólo pueda cuadrarse entonces por causas de fuerza mayor. Y se come de día. Comerla de noche sólo es aceptable si tu piel es roja como un tomate y vistes bermudas y chanclas con calcetines incluso en invierno.

2. La paella es un plato que antiguamente cocinaban los hombres que, al terminar de trabajar en el campo, mataban un pollo y un conejo, traían las cosas del campo, cogían un par de ramas (de naranjo) y se la comían tranquilamente. Hoy en día la cocina es cosa de dos, hombres y mujeres, pero la paella es uno de esos platos que en los pueblos y demás siguen cocinando más los hombres que las mujeres. Y es mucho decir para según qué zonas.

3. Como condimento se usa azafrán, pimentón dulce, a veces ñora, y romero. Y por supuesto, arroz. Preferiblemente bomba.

4. La paella se llama así por el recipiente en el que se cocina. Efectivamente, el recipiente se llama paella. Nada de ‘paellera’, ‘sartén’, ‘olla’ o derivados. Confundir el nombre os hace merecer un poco de desprecio.

5. La paella es de pollo y conejo. Nada de cerdo, costillas u otras carnes. Hacerla con esas cosas os hace merecer un poco de desprecio más.

6. Insisto, la paella es de pollo y conejo. Y la carne no se mezcla con marisco. Nunca, jamás. Hacerlo os hace merecedores de una indigestión, y de bastante desprecio (culinario)

7. Para hacer la paella se usa aceite, ajos para quemar, tomate, ‘fessols de trencar’ (habichuelas tiernas) y ‘garrofó’ (judión). Esa es toda la verdura. Usar col, alcachofa, cebolla o demás será fantástico, pero para hacer otra cosa. Paella no.

8. La paella se hace en una paella, preferentemente sobre fuego de leña o, en su defecto, sobre un serpentín con una bombona de butano o similar. No se hierve, ni se cuece, ni se fríe. Nada se hace al horno. Variar esto os hará merecedores de un desprecio importante.

9. Hay otros ingredientes aceptables, como el caracol. En otras zonas el ingrediente básico varía desde las pelotas de carne picada hasta el pimiento, pero eso no es paella. En otras zonas también hay arroces fantásticos: arròs negre, arròs del senyoret, arròs a banda, paellas variadas con alcachofas y bacalao y otras delicias. Todas buenísimas, en serio. Pero no son paellas valencianas. Son otra cosa.

10. Puede que en algún momento de vuestra existencia tengáis la mala fortuna de ver paellas con espárragos, guisantes o incluso huevos duros. Puede, incluso, que el sabor del arroz sea aceptable. Quizá incluso bueno. Pero repite conmigo, eso no es paella, es otra cosa. Es más, a eso yo lo suelo llamar ‘arroz con cosas o guarrerías’. Gráfico y aclaratorio, ¿no?

Vale, ahora es cuando me decís que estoy loco. Pero habla con cualquier valenciano de bien y verás que hasta el más tranquilo de todos esconde bajo la piel un talibán de la paella con ganas de manifestarse. Hasta ese tan tranquilo que tú conoces seguro que alguna vez se ha llevado una garrafa de agua detrás para hacer la paella ‘porque el punto que coge el arroz con el agua de valencia es imposible de repetir’. Será la cal.

Y ahora, para terminar, un vídeos que seguro que te abrirá los ojos ante los multiples sucedáneos de paellas, que crecen como hongos por doquier.

Fuente : yorokobu





Cómo hacer leche de soja casera cagando leches (con vídeo-tutorial)



Una leche de soja casera que es la leche de sencilla de hacer en casa.

¡¡ La leche!, que pocos ingredientes necesito!!

* 1/2 kilo de soja blanca De venta en herbolarios y en muchos supermercados.

* 4 litros de agua ( 3 litros si quieres la leche de soja más concentrada).

La preparación es la leche de sencilla.

Visto en taringa

1 –Remojar la soja en agua durante 24 horas. Cantidad de agua que cubra la soja y dos dedos más. Espero que algún zoquete no se corte dos dedos para añadirlos a la receta (cosas más raras he visto).

2 – Triturar la soja junto a algo de agua durante cinco minutos. Si te dan ganas  de hacer de vientre (como diría mi abuela), estadísticamente está comprobado que es lo que suele pasar cuando te dicen que tienes que estar dando caña 5 minutos al botón de la batidora. Tienes nuestro beneplácito para dejarlo en 4 minutos y 12 segundos, ¡ni uno menos!).


Visto en latiamaruja

Colar el lantescente líquido lechoso (joer, que poético suena, hoy estoy que me salgo, ejem) resultante por una tela fina o colador fino (“fisnura” ante todo, señorxs, que se note que “semos” mierdaeuristas “fisnos”. Si pones algún recipiente debajo de la tela (o colador fino) llegarás más fácilmente a tu objetivo de hacer tu leche de soja “made in home”. Vete preparando la fregona si no me haces caso (¡la leche, hay que avisaros de todo!, que me la liáis en cuanto miro hacia otro lado, ¡la leche que os “daó” a mamar!).

En el vídeo-güía-visual que os he colado  no lo mencionan, pero si una vez colada la leche de soja la cocéis, vuestra oronda tripita la digerirá mejor. La soja contiene un “principio antitrípsico que impide que la tripsina, enzima proteolítico, pueda actuar a nivel de duodeno (traducción para los mortales, un buen retortijón de tripas). Tan sólo tenéis que hervirla durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando y a fuego lento.. Y ahora por tocarme los webs, diréis muy listillos vosotros… y cuando la germinas y la tomas cruda ¿qué, ya no nos duelen las tripas?. Con la germinación este poder antitripsico disminuye, ¡chúpate esa!.

Mientras que cocéis la leche podéis ver lo adictiva que puede llegar a ser esta leche casera y lo que le ha pasado a uno de los infieles seguidores de recetas mierdaeuristas. El tío desde que probó a hacerse la leche de soja en “casuki” no puede salir sin ella, lo cual puede derivar en algún despiporrante problemilla lechero.

Conservar en el frigorífico. Solo dura un par de días, así que calcula si no quieres quedarte con cara de “cula” si te la bebes estropeada.

Y ahora diréis ¡¡que pena, que desperdicio de habas de soja cocidas!!. Quieto todo el mundo con la soja en la mano de camino al cubo de la basura. Esa pulpa residual que son las habas de soja son okara.  Este “desperdicio” puedes usarle como espesante de sopas y cremas, añadirlas a tus bizcochos y pasteles, o incluir en cientos de recetas más, como por ejemplo en ésta que te dan en forovegetariano

Con canela y cáscara de limón, con cacao, con miel, con café, para recetas de arroz con leche de soja…infinitos usos con la leche de soja.

Y por fin el vídeo de la leche en cuestión, ¡¡con todos ustedes cómo leches se hace la leche de soja con etiqueta “made in home”!!





Aperitivo legal de alucinaciones gratuitas



Colocón alucinógeno gratuito…para los “alucinados” de este blog. Vais a flipar sin necesidad de consumir LSD y similares.

Preparación del aperitivo alucinógeno:

* Un par de ojos en la cara (y evidentemente no ser invidente).

* 300 grms de observación, la cual usaremos en forma concentrada durante 30 segundos en el centro de la pantalla que os aparezca en la aplicación de la web “Neave Strobe

* Una vez hecho lo anterior, observad la cara de la persona que tengáis a vuestro lado. Si no la hubiere, mirad una de vuestras manos.

* Disfrutad del efecto alucinógeno gratuito con la tranquilidad de saber que no estamos cultivando adicciones innecesarias.

Receta de aperitivo alucinógeno dominguero concluido. ¡Que lo disfrutéis adonde quiera que estéis!

* Sugerencia de presentación de la receta. No sufrir epilepsia fotosensible ni ser hipersensible a luces centelleantes.

 





“Pastelito de la Pantera Rosa” : cómo hacer el famoso pastelito rosa en casa



Pastelito de la Pantera Rosa, ese gran clásico de nuestra niñez

Buscando algo chulo para los que malgastáis vuestro tiempo visitando este caos de blog nos hemos acordado de una receta para esas tardes de “finde” en las que no sabéis con que puñetas entreteneros. ¡Cómo hacer pastelitos de la Pantera Rosa en “casuky”.

Como ya sabréis la “Pantera Rosa” no es un pastelito cualquiera, es uno de los bolletes adorados por los zampabollos y perteneciente a los cinco grandes; Tigretón, Bony, Bollicao, Phoskitos. A nuestro querido bollo rosáceo le tenemos idealizado, representa momentos y sensaciones de la infancia de muchos de nosotros. Lo más atrayente de la pantera rosa es su aspecto totalmente antinatural. Cuanto más sintético y más “guarrerías” insanas intuyamos que lleva, mayor es el placer del bollo industrial.

¡¡Autodestruyámonos en rosa!!.

Aviso, hacer pastelitos de la pantera rosa en casa, tienen una pega, no llevan cromo ¡ainch!.

Visto en recetin.com

Para el bizcocho:

* 6 huevos

* 200 gr. azúcar

* 200 gr. harina de repostería

* una pizca de esencia de vainilla (no es indispensable, pero le dará más matices de sabor)

* Un sobre de levadura en polvo

¡¡Zampabollos a sus puestos!!

1 –Batid (con una batidora con varillas mejor que con un palillo chino por mucho que te guste el orientalismo) los huevos con el azúcar durante 4 minutos 4 segundos (los 4 segundos de más por tocaros los coxones un poco) la masa “hueviazucarada” debe triplicar el volumen.

2 -Ahora, añadid la harina poco a poco bailando una samba y cantando la traviata. ¡Coño alegra ese careto que estás haciendo el sublime pastel de la Pantera Rosa! no unos insulsos espaguetis cocidos en agua sucia. Ya me he despistado, ¿por dónde leches voy?, ya no sé si estoy con la masa de la pantera rosa o con la teoría del imperialismo y la acción revolucionaria de Rosa Luxemburgo. Si ahora le añadís la levadura y la esencia de vainilla sería buena idea.

Forramos una bandeja de horno (con papel de aluminio mejor que con forro polar) y ponemos la masa que hemos “amasado”. Horneamos a 180 ºC. Unos 8-10 minutos.

El grosor para hacer los pastelitos debe ser de unos 3 cms de alto, más o menos.

Saca del horno y deja enfriar dentro del molde . Desmolda con cuidado. Deja enfriar por si a alguno no le ha quedado claro…¡deja enfriar!

Corta el bizcocho en 12 piezas de 3 centímetros de grosor y 7 centímetros de largo.

Usando un descorazonador de manzanas (o una cucharilla) practica un hueco en el centro de cada pieza. Rellena cada hueco con la nata.

Para el relleno: 

* 400 cc Nata para montar muy fría

* 50 gr. azúcar en polvo (lo pulverizas en la batidora)

Montamos la nata bien fría, cuando esté a medio montar añadimos el azúcar y “seguimos montando hasta que esté bien firme” (¡por dios!, esta última frase parece instrucciones erótico-sexuales-festivas). Reservad en el frigorífico lo que hayáis conseguido poner firme.

Glaseado
* 400 gr. chocolate blanco

* 100 cc. leche

* Un pegote, “useasé” media cucharada de mantequilla, (este ingrediente  se lo agradecéis al camarada mierdaeurista  Miguel que ha velado por el correcto desarrollo de la receta).

* 9 gotas de colorante alimentario rojo. Otra opción es añadir granadina o jarabe de fresa, en vez de colorante. No tengo ni zorra idea de lo que os saldrá con estas otras opciones, pero así quedamos como gente con recursos (aunque no estén comprobados)

Ponemos el chocolate blanco y la mantequilla al baño maría, hasta que se derrita. Añadimos la leche que debe estar templada y el colorante rojo.  El resultado será una crema de color repipi con la que podrás cubrir tus pasteles de la pantera rosa (o los pezones de la novia, mujer amante…os quejareis de las ideas que os damos…)

¡Maldita sea, me han entrado unas ganas irrefrenables de zamparme un pastelito de la pantera rosa y son las cinco de la madrugada!…me voy a encender el horno.

Con estas medidas salen unos 12pasteles, si queréis hacer menos supongo que intuiréis que tenéis que dividir entre dos las medidas.





Page 69 of 111« First...102030...6768697071...8090100...Last »

Sidebar3 : Please add some widgets here.