Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Crema de Cebolla Caramelizada Creativa

Publicidad google


Foticos y receta de los crujientes de queso de :Pimientarosa que es un apetecible blog donde encontraréis entre otras cosas “Cocinar sin Recetas”, para los que pasan de medidas y les gusta improvisar.

Cuando la camarada Yolanda Lucas Sin Pelucas me mandó esta receta y vi la cebolla como ingrediente principal, varias preguntas se apelotonaron en mi mente… ¿a la extendida práctica de “pelarse la cebolla” se la denomina “onion-ismo”?. ¿Es razonable que las plantas que te hacen reír estén prohibidas y las que te hacen llorar se puedan obtener y consumir libremente?.
Con la cabeza acebolletada por tan relevantes preguntas me dispongo a pasaros la receta presupuesto mierdaeurista elevada a “bocato di cardinale”.

Crema de Cebolla Caramelizada Monodosis (para un mierdaeurista solitario)

* Una cebolla grande ande o no ande
* Un chorrito de Aceite de oliva
* Agua cantidad para cubrir la cebolla frita.
* Un flush de Sal.
* Media Pastilleja de caldo de verduras
* Medio puñadejo de Azúcar

1 – Picas la cebolla antes de que ella te pique a ti y la sofríes en un poquito de aceite y sal. No olvides marearla cada dos por tres.

2 – Cuando empieza a estar transparente, le echas medio puñadejo de azúcar. Déjala que se dore y caramelice. Aparta un poco de cebolla caramelizada para la puesta en escena de después.

3 – Después cubre lo justito con agua y cueces y “enriqueces” con la pastilla de caldo vegetal hasta que está bien tierna.

4 – Si es necesario, le puedes quitar un poco del agua de la cocción antes de triturarla, la idea es que la crema quede espesita, sin necesidad de haber añadido patata, ni nata ni quesitos ni aditamentos de esos que nos descuadran el presupuesto.

Para darle un puntejo de creatividad

1- Pon al enano de la casa a rallar el queso curado que lleva meses por tu casa adquiriendo la textura de un meteorito.

2 – Con las lascas de queso, forma pequeñas formas circulares y dorarlas en una sartén con una gota de aceite o de mantequilla. Cuidado que enseguida se tuesta y se pega. Sácalas y déjalas en una rejilla para que se mantengan crujientes para meterlas el diente.

Os sorprenderá lo suave que queda y lo que reconforta, para las noches de invierno que se aproximan. ¡Probadlo!






El “manos libres” de la cocina

Publicidad google

Uno de los trucos caseros que más nos ha gustado es el del “manos libres” de la cocina. Gracias a él, podréis guarrear todo lo que queráis sin ensuciar esa revista u hoja de papel en la que aparece la receta que necesitáis tener a la vista mientras estáis en plena faena culinaria. Simple, práctico e imaginativo (no me diréis que se os había ocurrido también… ).





Cocinar con desperdicios. Pieles de Berenjena maceradas en aceite aromático.

Publicidad google

Pieles de Berenjenas maceradas a las Hierbas aromáticas y Aceite.

Hoy, en el “Laboratorio de pruebas del Desperdicio y la buenas Sobras”, hemos conseguido transformar las pieles de la berenjenas (que mucha gente tira a la basura) en un “producto delicatessen”. Las pieles de berenjenas maceradas las podrás utilizar en muchas preparaciones culinarias como por ejemplo la Melitzanosalata, una salsa griega en la que se mezclan los sabores de las berenjenas con ajo, perejil, cebolla, aceite de oliva, zumo de limón y un matiz de vinagre.


Metidos en el berenjenal…

* Pieles de Berenjena (recomendable que sean ecológicas)

* Aceite de oliva o de girasol

* Si te gusta un poco picante, añade ají seco o guindilla molidos

* Para perfumar las berenjenas, incluye una mezcla de Hierbas aromáticas

Un ajo

* Sal

* Vinagre

Metamorfosis: de desperdicio a delicatessen

1 – Lava las berenjenas y pélalas

2 – En una olla, cubrir las pieles de berenjena de agua, con un “flush” y un chorrito de vinagre. ¡Al fuego con ello!

A partir de que el agua hierva, dejar cocer las pieles durante 3 minutos. Transcurrido este tiempo, las sacas y las dejas escurriendo en un paño seco durante toda la noche.

3 – Al día siguiente, esteriliza un frasco (para ello, moja con agua el frasco de cristal por dentro y mételo al microondas durante tres minutos).

4 – Rellena el tarro de cristal con capas de pieles de berenjena, hierbas aromáticas, ají molido, guindilla seca molida y el ajo picado. La última capa debe ser de 1 cm por debajo del borde del frasco.

5 – Añade el aceite hasta cubrir por completo las pieles de berenjena. Agitar para mezclar todos los ingredientes. Deja el frasco abierto durante todo un día, y luego cierra. Deja macerar durante un mes y… ¡¡tachán!!, ya puedes emperifollar el frasco con alguna etiqueta “cuca”, añadirles floripondios y lazos y así obtener un regalo delicatessen. Segunda opción: zampártelas tú directamente.

Fuente y fotos de ecocucina





Cocina solar hecha con un parasol de coche en tres minutos

Publicidad google


Foto: energiasolarcasera

Hacer una cocina solar con un parasol de coche tan sólo te costará unos cuatro euros, que es lo que suele costar el mismo. . Una cocina a utilizar todos los días si dispones de un espacio exterior y días de sol.

En un día soleado, en unos 40 minutos de exposición al rey astro, el agua expuesta sobre el parasol de coche supera los 100ª C. Vamos, que si metes las narices notarás como el agua hierve.

Práctica, energía gratuita y no contaminante, 100 % sostenible, fácilmente transportable (plegada no ocupa casi espacio), y encima te entra un cosquilleo interno por estar en comunión con la naturaleza. Coño, ¡esto es un chollo!.

Únicamente necesitas:

* Un parasol, de esos que se ponen en el cristal parabrisas de los coches para evitar no achicharrarnos los “deos” al tocar el volante.

* Una olla de color negro, que la puedes encontrar en cualquier ferretería (al ser de este colorido tan negroide, concentrará en mayor medida el calor en su interior)

* Una bolsa de plástico transparente. Las más adecuadas son las bolsa para horno (las encontraréis en cualquier supermercado).

* Un trozo de cartón, para ponerlo debajo de la olla y que no nos cargemos el parasol con el calor que alcanzará ésta.

* Unas pinzas de la ropa, pinzas sujetapapeles, cualquier cosa que valga para dar forma envolvente al parasol del coche.

Os endiño un vídeo, para que comprobéis lo fácil que es montaros una cocina solar con un parasol.

El vídeo está en “Inglis pitinglish”, pero las imágenes por sí solas son suficientemente explicativas. Las habichuelas que se curra el tío del vídeo tardan en cocinarse unos 30 minutos desde el punto de ebullición del agua, que lleva unos 40 minutos en ser alcanzado. En total, 70 minutos para tener las habichuelas listas.

¡Dentro vídeo!.

El termosolar es uno de los pocos sectores en los que España es indiscutido líder mundial. ¡¡Manda huevos que España sea el país donde se paga la luz eléctrica más cara de Europa!!. Como en muchos más aspectos de nuestra vida, no sabemos aprovechar los recursos que tenemos a mano. Como bien dice un colega “meneante”, “A fin de cuentas, si pudiera encender todos los electrodomésticos de mi casa tirándome un peo, también me lo cobrarían”.

Bizcocho de yogurt, manzanas asadas, magdalenas de chocolate, pastel de zanahoria, huevos al plato… y muchas más recetas las podéis encontrar en cocinasolar. Estas recetas están comprobadas y hechas en un horno solar.

Cous cous de Quinoa o Cous cous de sémola de trigo hechos en cocina solar.

1 – Deja remojando en agua la quinoa
(dos tazas para 6 personas) la noche anterior, así reducirás el tiempo de cocción.

2 – Pon la olla sobre el parasol y deja que llegue a ebullición. Una taza y media de agua será suficiente, ya que no hay evaporación durante la cocción.

3 – Incorporamos la quinoa o y el resto de los ingredientes (podemos añadir verduras en pedazos pequeños, frutas, especias Ras el Hanout de venta en establecimientos marroquís… ), y lo ponemos al sol. Si hace un sol radiante, la quinoa estará lista en unas dos horas.

¿Qué esta receta es de locos?, no… es deLokos

Aquí tenéis una receta de cous cous y calamares en su tinta.

La sémola de cous cous se cocinará al sol en tan sólo unos cinco minutos, si el agua ha llegado al punto de ebullición. Por ello, echad las verduras o frutas ya cocinadas previamente.

Cous cous negro con Calamares





Cinco alimentos de consumo masivo que contienen ingredientes repugnantes

Publicidad google


¡¡Para qué habremos leído el artículo!!

Que comemos un montón de mierda no es algo que nos pille de improviso. Pero lo que poca gente sabe es lo grotescos que pueden llegar a ser los ingredientes utilizados en la elaboración de productos alimenticios de uso común. Cabello humano, plumas de pato, derivados petrolíferos, insectos, desinfectantes… a nadie se le ocurriría hacerse una ensalada con estos elementos tan apetecibles. Pues bien, de hecho se utilizan en la fabricación de alimentos archiconocidos…. ¿queréis salir de la ignorancia y saber cuáles?. Pues aquí tenéis : Cinco alimentos de consumo masivo que contienen ingredientes repugnantes





Page 41 of 110« First...102030...3940414243...506070...Last »

Sidebar3 : Please add some widgets here.