Ideazas para conservar las hierbas aromáticas frescas



q40

Desde tiempos inmemoriales la conservación de alimentos se ha venido practicando para alargar la vida de uso de éstos. El otro día compré un puñado de eneldo y me duró el tiempo que canta un gallo. Solución para conservar las hierbas aromáticas, congelarlas o secarlas.

Congelándolas en aceite de oliva se evita que se quemen con el frío.

Proceso congelar hierbas aromáticas

q40 (1)

Nada más sencillo, nivel para cocinillas imberbes.

1 – Pillas los hierbajos aromáticos que te molen (para conservar congelándolos, mejor usa las hierbas de hoja gruesa; romero, orégano salvia, lavanda, tomillo, hinojo, hierbaluisa, hinojo…)

2 – Los cortas en trozos pequeños, los metes en los huecos de una bandeja de congelar hielos y los cubres con aceite de oliva. Extiendes sobre la cubitera de los hielos con film transparente. Congela durante mínimo una noche entera. Se van utilizando las porciones según vayas necesitando.

Proceso Secado de Hierbas aromáticas.

1 – Lava con agua fría, seca con un paño o con secador si hoy tienes el día excéntrico.

2 – Ata los tallos con una cuerda y envuelve con una bolsa de papel con el tallo sobresaliendo por uno de los extremos de la bolsa de papel. Cierra la bolsa con una goma y cuelga en un lugar oscuro. Desecar durante dos o tres semanas. Guarda en un lugar seco y fresco y dentro de un recipiente.

Post relacionados:

Abastecimiento gratuito de flores y plantas aromáticas

cómo cultivar hierbas aromáticas dentro de casa

Vía : pues la verdad, ya me he liado dónde lo he visto, si alguien quiere reclamar que me lo diga,(porfa cortésmente) y añado el enlace en un plis plas.






Documental “El plato o la Vida” : el engaño de la “alimentación sana” en los comedores escolares



comedores escolares2
Foto de 20 minutos.es

El plato o la vida es el primer documental que denuncia la falacia alimentaria en los comedores escolares (y también geriátricos). Sin querer generalizar, pero sin caer en la inocencia de pensar que en todos los comedores escolares se come más equilibrado y mejor que en casa. Según qué comedor y según qué casa. La realidad  es que existen un nada desdeñable número de comedores escolares donde los cocineros, expertos abridores de latas y bolsas, preparan cada día la comida de niños y niñas “alimentados” con productos de baja calidad y no alimentos verdaderos.

Muchos comedores colectivos son todo un negociazo en el que se pasan por el forro de los coxones las bases de una buena alimentación a cambio de unos nada desdeñables ingresos monetarios.

Un típico menú semanal en algunos de estos comedores escolares se compone de :

LUNES: Pescado que es muy sanote. Vale, pues a los enanos les endiñamos unos precocinados que nos salen muy baraticos. Varitas de pescado, buñuelos de bacalao, empanadillas de atún, croquetas de vete tú a saber que pescado. El cocinero en un plis plas te hace la bolsa de fritanga.

MARTES: Ensaladas. La “sana” recetuki: El cocinero desmenuza unas lechugas iceberg (pelota de lechuga de plástico que no sabe a na), abre las latas de: zanahoria y remolacha ralladas (eso sí, con cuidadín de no rebanarse una tajada de la mano, todo un trabajo de alta peligrosidad) , maíz (transgénico), aceitunas y algún tomate made in invernadero.

MIÉRCOLES: Carne. Una duda que me intriga, ¿por qué las hamburguesas tienen un sospechoso color rosa y no rojo como es verdaderamente la carne de ternera?. Los coles pueden ofrecer carne cada día: la producción acelerada y masificada en las granjas les ofrece una proteína a bajo coste.

JUEVES: Pescado. El plato estrella de los comedores escolares, blanquito y sin espinas, la panga. Lección de geografía para los churumbeles, proviene de los ríos contaminados de China y lo alimentan con “piensos guarros”. Nadie sabe qué forma tiene cuando está viva este pescado, debe de ser que la crían ya fileteada y congelada. El cocinero piensa que la crean a partir de una masa de otros pescados (como el surumi) y le dan luego la forma de filete “panganero”.

VIERNES: Verdura. Claro, claro ya se sabe, cinco al día de frutas y verduras, sano, sanote… pero otra vez las dichosas bolsas de congelación. “Modus opernadi” del cocinero, rasgar la bolsa, ahogar las verduras en una piscina de agua, cocer y si a caso “enriquecer” con alguna pastilla de “Avicrem”. Resultado, nenes hoy tenéis “verduritas intemporales al aguachirri con esencia de Avicrem”.

¡Vamos hombre, menuda guarrada de alimentación para nuestros hijos!. El primer paso: informarse de lo que es una verdadera alimentación sana, concienciarse y tomar poder de nuestros derechos.

Y aquí, el citado documental El plato o la vida

EL PLAT O LA VIDA (V.O.S) from Nani Moré on Vimeo.

Vía: Elplatolavida

Posts relacionados.

Vuestros hijos vivirán 10 años menos que vosotros a causa de la alimentación, Jamie Oliver

Colegios públicos americanos compran carne con amoniaco rechazada por MacDonald´s

Ser mierdaeurista sin comer mierda : ¡despanganízate!





Averigua si un medicamento es compatible con la lactancia materna



lactancia-materna

Nuestro primer alimento cuando caemos en este mundillo es la leche…

Hoy os vamos a presentar una herramienta web que también es la leche, y que le vendrá de perlas a todas esas madres que amamantan a sus nenes y que necesitan saber sobre la compatibilidad de la lactancia con algún medicamento concreto, una planta medicinal, etc etc. Se trata de la web de lactancia materna, del servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta (Alicante).

Por ejemplo, imaginad que os han hablado de un antidepresivo (estos productos tan corrientes en estos tiempos infames) llamado tranicilcipromina… pues bien, resulta que le corresponde un nivel de riesgo 2, ¡¡no es seguro!!. ¿Existe alguna alternativa segura?. Sí… por ejemplo otro antidepresivo llamado moclobemida, nivel de riesgo cero. Todo este tipo de información podéis extraerla de este sitio web… perooooo, ante la complejidad del asunto se recomienda no utilizar esta información a menos que seáis personal experto. O dicho de otro modo, antes de cagarla es muy conveniente consultar al médico, ginecólogo, pediatra… ahí queda eso.

Posts relacionados:

Cómo cocinar (criar) aun hijo casi “gratis” hasta los tres años

Recetas con pura leche de teta

“Invitan a salir” a una clienta de un Mercadona por amamantar a su hija





Barbacoa de emergencia con una lata de café



Ingeniosa idea la de la imagen. Con una lata metálica de café (o de otros productos), una rejilla pequeña de grill, papel de aluminio y unas piedras, podemos improvisar una especie de cocina-barbacoa de emergencia con la que hacernos algo rico a la parrilla (entiendo que para 1 ó 2 personas). Eso sí, que me perdonen los veganos… la imagen muestra unas “lustrosas” salchichas en vez de unas sanas verduritas. Asimismo, habrá que disponer de unas tijeras que corten bien el metal de las latas… ¿será suficiente con las que tenemos en casa?

cocina-emergencia





“Des-Ikea” tu mente: Hacer los Rollitos de Canela del Ikea… ¡pero caseros!



instruccciones ikea

Compré una pala en Ikea para cavar mi tumba… lara lara,lala,laralaaaaaaa!!

El enorme impacto que tiene en nuestras vidas el fenómeno de Ikea es innegable. Actualmente, una gran mayoría de visitantes del Ikea intentan convertir su visita en una terapia emocional. Pero la verdad es que del laberinto serpenteante “Ikeniano” se sale con la sensación de estar a punto de sufrir un accidente cerebrovascular, “úsease”, turulato perdido.

Lo que se esconde detrás de La República independiente del hombre más rico de Europa:

* Explotación laboral a la que son sometidos las personas que trabajan para esta multinacional en India, Vietnam, Bulgaría… (carencia de sindicatos, sueldos míseros, jornadas extenuantes, trabajo infantil…).

El ecologismo de pandereta que nos vende su catálogo no nos cuenta nada de la otra realidad de Ikea. La Ikea que contribuye a la destrucción del medio ambiente (deforestación, toneladas de emisiones de CO2, la insostenibilidad de la extracción del aceite de palma, la presencia de sustancias tóxicas en sus productos)… compré una pala en Ikea para cavar mi tumba…

* Ikea fomenta un modelo de consumo desenfrenado y la redecoración de tu vida estilo “usar y tirar” en cada temporada.

Aparte de lo antes comentado, además Ikea es un caldo de cultivo para los malos “rollitos” entre parejas (debe de ser el efecto aturdidor del laberinto que como bien indica su deficnición en la “Wiki.wiki”, es un lugar formado por calles y encrucijadas, intencionadamente complejo para confundir a quien se adentre en él).

Rollitos canela ikea caseros2

Aquí van algunos de los momentazos de las parejas de “tontolitos” desorientados en el laberinto “Ikeniano” cuando alcanzan los índices de máxima apoplejía.

1 – El momentazo “no cabe, cariño, ¡no cabe!”. Que sí, “cari”, en el catálogo pone que esta habitación tiene 10m cuadrados y la nuestra tiene 12m cuadrados, luego ya si eso comparamos un calzador en la sección de las chorradas plásticas…

2 -No doy un paso más. Es cuando un miembro de la pareja se deja caer sobre una silla o sofá y dice: “!Aclárate!, haz lo que quieras que yo te espero aquí.” Y para qué quieres más…”

3 -Dile a tu madre que no opine o se vuelve en bus. Y se monta…

4- Quien usa la cocina soy yo, así que déjame a mí decidir. De ahí se pasa rápidamente al tema de roles y quién hace qué en casa. Y se lía…

5- ¿Y dónde piensas poner eso? Que es cuando sólo a uno de los dos le da el frenesí moderno y le apetece darle un aire nuevo a la casa. Y se monta una buena sobre el gusto de cada uno.

6- Se sale por ahí, que es un atajo. Mucho ojo con esto. Es como la casilla “de puente a puente y tiro porque me lleva la corriente”, que puedes ir para adelante pero también para atrás. Y se te cae el pelo.

7- Te van a oír. “Mira esos las cortinas que están cogiendo, cómo tiene que ser su casa. Mira los pantalones que lleva, no me extraña… anda coge un lapicito de madera”.

8- “Déjame que yo puedo”, que suele acabar con escandalera al caer la “GINKLF” a plomo sobre el carro desde la estantería. “Te lo había avisado”. “!Y tú, solo tenías que sujetar el carro!”. Y se vuelve a montar…

9- En caja: teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila, teníamos que habernos puesto en esa fila. Los de las cortinas ya han salido y se van a comprar todas las galletas.

10- “No caben 2”. En el parking cuando la JRANFKL, como decía la contraparte, no cabe ni de broma y fuerzas por orgullo. Estás dispuesto a conducir con la nariz pegada al cristal, te cargas el embellecedor del asiento, salta el cenicero lateral y al desistir, ya sin fuerzas, te cae en el pié al apoyarlo en el suelo. “ !Ves, eso por lo del talón de antes!”

11- ( Ya en casa) ¡Sobran piezas! Estos cachondos se han equivocado. (De eso nada. Solo se conoce de un caso en la historia, en Oslo, en que a una mesilla le sobraba uno de los plásticos que se ponen bajo las patas para que no raye el suelo, e IKEA les amuebló la casa entera gratis y a casi medio Oslo). Más vale empezar de nuevo, luego no llores cuando tu armario se caiga a pedazos.

Hala venga, que tanto ajetreo da mucha hambre…

Rollitos de Canela de Ikea caseros

Caracolas canela Ikea caseras kanelbullar

Los Rollitos de canela que se venden como “rosquillas” para los desayunos y las meriendas en el Ikea, son Kanelbullar suecos y aquí tienes la receta para hacerlos en casa sin tener que pasar por el suplicio de ir a Ikea a comprarlos.

Te salen unos 20 Rollitos aprox

Ingredientes

La Masa

* Dos cucharadas colmadas de mantequilla (aprox 100g)
* 250 ml leche
* 25g levadura fresca o de panadero
* Una pizca de sal
* Medio (vaso de los de agua) de azúcar (aprox 120g)
* 500 g de Harina de fuerza
* Opcional un “flush” de cardamomo en polvo

1 – Pilla una olla (o un “miniondas”), templa (a unos 37º, sin dejar que llegue a hervir) en ella la mantequilla y la leche.

2 – Diluye la levadura fresca en un cuenco con algo de la leche que has templado. Mezcla a manubrio (que mola más sobar la masa) o a batidora, la leche tibia, la sal, el azúcar y la harina. Amasa-que-te-aremasa-

3 – Mete el pegote en un cuenco y tapa con un paño limpio. Deja que medite durante media hora en un sitio cálido (pj un radiador). La masa crecerá como los Gremlings si les das de cenar después de las 12pm.

El relleno

* Dos cucharadas colmadas de mantequilla blanda (aprox 100g)
* Cuatro cucharadas de azúcar blanquilla o moreno (aprox 80g)
* 1 1/2 cucharada rasa de canela molida
* Una cucharada de agua

4- Aplana la masa con un rodillo o una botella de cristal. Mezcla la mantequilla blanda con la canela, el agua y el azúcar. Unta la mezcla mantequillo-canelada encima de la masa. Enrolla la masa y corta en tiras de 2cm.

El Glaseado

* Un huevo batido
* Media cucharadita de agua
* Una pizca de sal
* Azúcar granulado (lo puedes hacer tu mism@ formando bolitas con una mezcla de azúcar glass con un poco de agua, paso a paso aquí)

5 – Deja en paz durante 30 minutos más. Al finalizar este tiempo, pinturrejea las caracolas con el huevo batido mezclado con la cucharada de agua y la pizca de sal. Añade por encima de los rollitos pegotitos del azúcar granuladoLas pones en una bandeja de horno, sobre papel de hornear, moldes grandes de magdalenas o espolvorea la bandeja con algo de harina para que no se peguen. Mientras, para que tengas algo que hacer, precalienta el horno a 250ºC

6 – ¡Al horno! de 5 a 10 minutos a 250°C .

Aquí os dejo unas instrucciones para montar un bebé, que es mucho más divertido que ir a perderse por los laberintos del Ikea.

Instrucciones Ikea Rollitos canela Ikea caseros

Fuentes:

Rebelión.org libro “IKEA, un modelo desmontable”, escrito por Olivier Baily, Denis Lambert y Jean-Marc Caudron

Yorokobu

Mikesacks





Page 28 of 111« First...1020...2627282930...405060...Last »

Sidebar3 : Please add some widgets here.