Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Sangría española : ocho claves para reconocer la auténtica



Publicidad google

sangria-española-auténtica

Aquí van ocho claves para que os aclaréis de una puñetera vez de lo que es sangría y de lo que no, y distingáis las falacias “ad populum” que rodean a la genuina y tradicional sangría española.

1- Sociedad de “Alcohólicos y Sinónimos”.
Con el propósito de coger una buena melopea, los hay capaces de añadir los alcoholes más variopintos, vermut, angostura, ron, ginebra, aguardientes, brandy, vodka… pero amigo mío, en ese caso ya no estás pimplando sangría. Ese “cóctel molotov alcohólico” para beodos amateurs y expertos, según la legislación comunitaria es denominado como “zurra”. Para zurrarlos bien zurrados a los avezados que incluso añaden absenta a la sangría!. Sobre gustos no hay nada escrito, pero repite tres veces conmigo, ¡eso no es sangría!.

2 – EL ingrediente base e indispensable.

Lo podemos intuir por la etimología de la palabra “sangría”. El vino, que rememora el color de la sangre. Es aconsejable utilizar vinos tintos económicos, pero con un “bouquet” y graduaciones adecuados, como son los vinos con denominación de origen de Alicante, Valencia o Jumilla, o un vino tinto joven afrutado. El “Don Simeón”, por esta vez, mejor lo dejas para cocinar.

3 – Efluvios y aromas de la sangría.

La sangría huele por antonomasia a terracitas, sol, playa, veranito y chiringuito. La base de los aromas de la auténtica sangría son la canela y el zumo de naranja fresca. Los hay que se emociona y convierte la sangría en una especie de “sangría adobada a las finas hierbas y especias”, añadiendo impunemente clavos de olor, nuez moscada, cardamomo, jengibre, pimienta rosa de Jamaica… por favor, deja el especiero para los platos de pasta.

4 – Oiga, camarero, esta sangría “clarea” y tiene un apellido dentro.

El vino tinto de la sangría se puede cambiar por vino blanco, pero ¡la liaríamos otra vez con la “sangrante” legislación!. En el caso de dar el cambiazo de vinos, de “sangría” pasaría a denominarse “clarea”. Queda “aclareao” ¿verdad?.
En Cataluña hasta se molestan en bautizarla y darle apellido. “La sangría de cava”, supongo que seréis capaces de intuir qué ingrediente es el utilizado en lugar de el vino.

5- ¡Uy, perdón, se me han escapado los gases!.

Hay otros ingredientes líquidos aceptados. Es habitual añadir refrescos gaseosos de naranja o de limón.
Como para que la fruta y el brebaje alcancen la adecuada sinergia y ganen en sabor, es conveniente macerar la fruta durante una o dos horas, el refresco gaseoso se agregará en el último instante para que el gas carbonatado no se volatilize. El Red Bull, muy bueno, pero déjalo tranquilo para otras ocasiones más oportunas. Aprovecha el tiempo de maceración de las frutas para enfriar la sangría en la nevera.

sangría-original1
6.Criminales “sangrinarios”.

De la esencial naranja fresca se echa sólo su zumo (y alguna rodaja o su piel como “atrezzo” en el borde de la jarra). Para la fruta macerada usa frutas de temporada, troceadas y de consistencia firme y carnosa… melocotón, pera, albaricoque, fresón, manzana… He sufrido profanaciones en mi sangría por criminales “sangrinarios”, que muy versados ellos, cambiaron las frutas naturales por licores de frutas, de coco, licor de melocotón, granadina y licor de melón… todavía no me he recuperado del jamacuco que me dio.

7. El recipiente adecuado.

El receptáculo tradicional para contener la púrpura bebida es una simple jarra de cristal (si es o no cristal de bohemia es irrelevante, así que pasa de arruinarte). Lo importante es que sea cristal transparente para hacer apetecible el brebaje por la visión de la fruta troceada macerada en el líquido rubí. Si quieres innovar puedes hacer un recipiente de hielo.

8. La sangría se toma en compañía.

¡A ver quién es el guapo que se pimpla una jarra de sangría en solitario!, (siempre la sirven por jarras) sin que la peña colindante en la terracita, te miren como a un auténtico dipsómano.

La cruda y amarga realidad

En la mayoría de los casos cuando pides una sangría, encuentras sobre tu mesa un bebistrajo hecho con vino de relleno o brick, Fanta, vermut, brandy, sin azúcar, y la frutas “crudas”, sin macerar, de un modo únicamente testimonial y decorativo. Incluso si tienes suerte puedes encontrarte alguna que otra etiqueta y ya tienes tema de conversación.

La genuina y tradicional sangría española se prepara con los siguientes ingredientes:

* Un litro de vino tinto

* 2 Naranjas de zumo

* 3 Melocotones(pelados)y/u otras frutas de temporada.

* 5 Cucharadas de azúcar (mejor añadirla en forma de almibar para su completa disolución, para ello cocer el azúcar durante unos minutos junto con un poco de agua)

* Una piel de limón (mejor ecológica, sin pesticidas)

* Un “flush” de canela molida.

En España sucumbimos a los encantos de esta púrpura pócima de la mano de los ingleses, a principios del siglo XIX. Bebida tradicional y popular española donde las haya y típica de varios pueblos de España como Granada, Toledo, Jaén, Murcia o Albacete.

¡¡Buena “sangría”!…por la que está pasando Ejpanistán actualmente.




5 comentarios sobre “Sangría española : ocho claves para reconocer la auténtica”

  1. Sangría española : ocho claves para reconocer la auténtica dice:

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Sangría española : ocho claves para reconocer la auténtica http://www.recetasmierdaeuristas.com/5140/ocho-claves-para-disti…  por Ratoncolorao hace […]

  2. anonimo dice:

    lo del vino, jumilla, diez,
    historicamente en casa se hacia de esta manera,
    caseras 2,
    vino 1,
    melocotones 2,
    manzanas, varias,
    naranjas, 2,
    y limones 2,

    azucar y dejar macerar,
    en casa se ponia el vino y el azucar, y se le añadia la casera, y despues, las frutas bien lavadas en trocitos muy pequeños….. como esta no la habreis probado. y como tu dices… experimentos en una tablilla. jajajaja.

  3. clara ruiz dice:

    Buenos dias quisiera saber como puedo hacer la sangria pero con mas variedad de frutas, cuales son las frutas ideales para esta preparacion ya que se que no todas son aptas.

    Mil Gracias

  4. isabel dice:

    Clara, a la sangría le puedes echar las frutas que te dé la real gana, sobre gustos no hay nada escrito, pero siempre y cuando las frutas no tengan la “carne” blanda para que no se te deshagan al cabo de un rato de maceración en el vino. Melón,cerezas,sandía,nísperos, granada, etc… de una sangría clásica pasará a ser una sangría creativa y a tú gusto.
    Salud!

  5. Lou dice:

    Buscando la receta de la sangría auténtica para la fiesta de graduación de mi hijo (50% Holandés) que está deseoso de presentarle a sus amigos nativos de este país donde la bebida nacional es la cerveza, una auténtica bebida Española (sí, su sangre contiene un alto porcentaje de sangre española con lo cual lo del 50% me temo que en su caso no cuadra) me encontré con tu artículo, gracias, gracias, gracias!!, me he reído un montón, muy reconocible todo, sobre todo viviendo en el extranjero y viniendo de una ciudad turística.

    Con tu forma de escribir y el solecito que parece que por fin se ha animado a salir, mi día va a ser perfecto!!! y con la receta de la sangría la fiesta también!

    Salud!

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.