Llega el “lonchafinismo” como consecuencia de la crisis





De los términos “cool” nuncabajismo y aterricismo tan de moda en aquellos gozosos años burbujeros, ahora hemos pasado al “lonchafinismo” y al “madmaxismo”.

El “lonchanifismo” y el “madmaxismo” cada vez están ganando más adeptos. Estos seguidores nacidos del caldo de cultivo de la crisis actual, crece de forma proporcional al número de desempleados. Si conoces a alguien que presuma de llevar el tupper al trabajo para no almorzar en el bar, aguantar los zapatos hasta que las suelas estén combadas, conducir el Ford Fiesta a puntita de gas, rellenar la botella de Solán de Cabras con agua del grifo o aparcar el coche a 200 metros de casa para ahorra gasolina… no lo dudes, tienes ante ti a un miembro honorífico de la tendencia más “chic” del momento. Esta nueva especie evolutiva recurre a la modificación de sus hábitos alimenticios a base de reducir el tamaño y calidad de las viandas en pro de conseguir cierta solvencia monetaria.

Para la mayoría el “madmaxismo” y “lonchafinismo” no son una opción, sino una forma de vida. Claro,que también existen esos “dementes” que eligen de forma totalmente libre, pertenecer al cada vez menos selecto club del lonchafinismo. Esos “piraos” por la vida a los que les pone todo lo que tenga que ver con “downshifting, el lema de “menos es más” y cambian de buena gana el consumismo por el “lonchafinismo”.

La historia del lonchafinismo, parece un poco más compleja. Todo apunta a que el término fue acuñado en un conocido foro burbujista de internet, cuando uno de sus participantes observó mientras hacía cola en la charcutería de un conocido hipermercado español como el charcutero preguntaba a todos sus clientes si preferían las lonchas de jamón de york finas o gordas, a lo que la mayoría respondían: “finas no, finísimas”. Este hecho se asoció a un intento por sacar el máximo número de lonchas posibles para un mismo peso de jamón de york como medida cutre y socialmente disimulada que ayudase a llegar a final de mes a muchas familias ahogadas por la crisis.

El madmaxismo podría definirse como el estadio superior al burbujismo. Este término nace en honor a la película Mad Max (donde se mostraba un mundo en decadencia en el que había que sobrevivir como fuese) y hace referencia a distintas técnicas de supervivencia ante la crisis: desde cultivar tu propio huerto hasta comprarte un rifle para proteger tus propiedades (esta última opción menos en línea con este pacífico blog).

Oráculo de saber : Elblogsalmon




Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.