Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Pasta casera: Hazla en tu propia casa fácilmente y sin máquina



Publicidad google

Visto en : tierradegaviotas

Me apuesto mi peso en queso a que te gusta la pasta fresca pero te jode la pasta gansa que cuesta la pasta fresca comercializada ahora al parecer tan de moda. Errrr,  que me “trabalenguo”.

Pues ponte manos a la masa porque hacer pasta fresca es muy económico y es súper fácil de hacer. Por cada huevo mediano utiliza 100g de harina. Si no quieres hacer pasta al huevo, la medida es por cada 100g de harina le corresponde 60g de agua. Hay gente que además añade una pizca de sal, y otros sin embargo no utilizan sal para su pasta.

1 - Mezcla los ingredientes según tus gustos. Amasa hasta que tengas antes tus ojitos una masa homogénea y que no se te pegue a los dedos.

Si dejas reposar la masa unos 15 minutos mejor que mejor, sino puedes utilizar la masa directamente sin el tiempo de reposo.

2- Divide la masa en cuatro trozos. Con un rodillo (o botella) y sobre una superficie enharinada, estira cada porción. Deja la masa en un grosor fino, de menos de 1mm (cuando cuezas la masa, ésta “engordará”).

3 – Para hacer tallarines, enrolla la masa sobre sí misma y sin apretarla. Corta con un cuchillo en tiras del grosor que te guste. (1 mm para espaguetis, 1 cm para tallarines) Desenrolla las tirillas, enharínalas un poco para que sea más fácil manipularlas.

La pasta fresca casera se cuece en abundante agua hirviendo durante 3 ó 4 minutos.

Agrega a tus recién estrenados tallarines la salsa  (en el anterior enlace las tienes a porrillo) que te salga de los coxones si no te gusta el pesto del vídeo. Tienes nuestra bendición para cambiar la salsa por la que te dé la real gana.

Vídeo al canto como guía visual.

Con esta masa base además de hacer los tallarines del vídeo puedes crear raviolis, capelleti canelones,  lasaña, o  moldearla con la forma que se te antoje. Además puedes añadir a la masa de la pasta fresca tinta de calamar, hierbas aromáticas, espinacas hervidas y trituradas, juego de remolacha cocida, chocolate en polvo, puré de tomate y lo que tu imaginación te dicte para darle una nota de color y otro matiz en el sabor.

Si alguien le coge el gustillo a esto de guarrear con la masa aquí tenéis un vídeo para el segundo nivel de manoseadores.




Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.