Chupito de crema de lechuga, pera y parmesano





Chupito de crema de lechuga, pera y parmesano

Gustosa y económica crema de acuerdo con los preceptos de la escuela del desperdicio de esta universidad del “mierdaeurismo gourmet”. Con las lechugas que mejor queda son con las romanas, las iceberg son demasiado insulsas y tienen un tono de verde más apagado. Se acabó el sectarismo contra el grupo social más verdoso de las lechugas. Aquí, todo se usa y se transforma en una creación gourmet mierdaeurista.

La tecla para “aplastar” de “me gusta” en el final del post.

Artilugios comestibles para 2 humanos comunes :

* 250gr de hojas de lechuga verde, sí, sí, de esas que arrojas tan criminalmente al cubo de la basura (no seas también un criminal con los caracoles habitantes de las hojas y libéralos en algún parque)

* 2 Patatas medianas

* Un puerro

* 1 brick de nata al líquida para cocinar (18% de M.G, para los pardillos en cocina también existe la nata para montar, que tiene más tanto por ciento de grasa)

* 2 Peras maduras

* Un puñado de queso (el que mejor le va es el parmesano)

* Caldo de verduras (si te pilla que no tienes hecho, disuelves pastillas de sabor tipo “Avecrem” en agua y “santas pascuas”. “Cantiduvi” de caldo…1/2 litro más o menos

* Pimienta y sal

Sencillo procedimiento a emplear por un humano cocinilla :

1 – Saltead la cebolla en un poco de aceite (añadid sal para que no se queme fácilmente) hasta que esté dorada.

2 – Añadid las patatas cortadas en laminas, pimienta y sal. Doramos y adoramos.

3- Agregamos la leche, las hojas de la lechuga, las peras y el caldo vegetal dejando cocer a fuego medio 15 minutejos y tres segundo de propina (estos 3 segundos extras por tocaros las narices un poco). Cuando falten cinco minutos para terminar la cocción añade la nata líquida y el queso. Clickea en cómo hacer el caldo de verduras a lo bruto

4 –Pasamos por la batidora, thermomix, hormigoneras de cemento, trituradoras de desechos o cualquier aparatejo que tengáis por casa y os sirva para transformar el tinglado cocido que tenéis en la olla en una crema.

Servid la crema en algún vaso original y añadid por encima unas raspaduras de queso parmesano. Sin daros cuenta y sin “descojonaros” las cuentas domésticas ya tenéis vuestra creación gourmet.

Si a los nenes les ha “gutado” la receta aquí tenéis la tecla de “me gusta” para “aplastar”, además pinchando en el siguiente enlace obtendrás gratuitamente un curso de reglas básicas de protocolo en la mesa.

¡Que verdes que sois!

 




Tags: ,

Deja un comentario

Sidebar3 : Please add some widgets here.