Al igual que casi todas las webs, este sitio utiliza cookies. Al navegar aquí estás aceptando el uso de cookies. Más información en Política de cookies

Archivo para la ‘autosuficiencia’ Categoría

Cómo saber si un huevo está “pocho”

Publicidad google

Veamos un truco para analfabetos culinarios… cómo saber si un huevo está “pocho” (el tema no es baladí, están en juego nuestras tripas). Tomad buena nota :

Se coloca el huevo en un recipiente con agua fría. El nivel de agua debe alcanzar aprox. 2 veces la altura del huevo.

Los huevos frescos se hundirán hasta el fondo del recipiente y se mantendrán en posición horizontal. Si empiezan a levantarse sobre la parte más estrecha, apuntando la parte más abombada hacia la superficie del agua, todavía están buenos. A mayor tiempo del huevo, mayor inclinación hacia arriba. Pero si pierde el contacto con el fondo del bol y se queda flotando en la superficie del agua, deshaceos de él so pena de sufrir la madre de todas las cagaleras.

Desinfectante natural y casero para frutas y verduras

Publicidad google

El vinagre limpia y desinfecta frutas, verduras y hortalizas de los pesticidas, ceras abrillantadoras, parásitos y bacterias que contienen. Es antimicrobiano, económico y comestible… ¡que más se puede pedir!.

1 – Limpia y llena el fregadero con agua, (o un recipiente si es poca cantidad de fruta la que vas a usar).

2 – Agrega una taza o vaso de vinagre por cada cinco litros de agua.

3 – Añade la fruta dejándola en remojo durante 10 minutos.

4 – Enjuaga las frutas con agua limpia.

Fuente: PrettyLife

Infalible remedio casero contra las puñeteras hormigas

Publicidad google

Una noche, a las tres de la madrugada, al vecino del quinto, Wikijuanan se le oía balbucear en yucateco y maldecir en arameo.

Según sus palabras, las hormigas habían invadido su despensa, todos los paquetes de comida de la despensa, el lavavajillas e incluso intentaban meterse en el congelador.

El exasperado Wikijuanan se había liquidado el bote de insecticida pero las malditas seguían en sus trece, así que el pobre hombre al borde de un colapso nervioso, estuvo buscando algún remedio casero para no morir envenenado y con los nervios desmadejados.

Estos remedios caseros contra hormigas, son los que han dado resultado:

* Un infalible “veneno” casero es una mezcla de ácido bórico (de venta en farmacias y en droguerías) y miel o leche condensada. Esta pócima contra los himenópteros es mucho menos agresiva con nuestra salud que los insecticidas comercializados, actúa como un arma química que destruye un hongo vital para que las hormigas críen dentro del hormiguero. Muerto el hongo se acabó la rabia (digo la formicaria). El invento es realmente efectivo y está comercializado, pero lo puedes hacer tú mismo fácilmente en casa.

¡A sus puestos mis combatientes!.

1 – Se hace una masa con el ácido bórico y la miel o la leche condensada (con cuidado de no tocar el ácido bórico con las manos, porque es venenoso).

2 – Se forman bolitas de la masa y se colocan por donde estén las hormigas. Esquinas y pasos de entrada de las hormigas a la casa (colocar en lugares que no tengan acceso niños o mascota).

Otros remedios más ecológicos, son :

* Clavo (la especia) (el molido hace un efecto más rápido y el efecto del clavo entero dura más tiempo).

* Espolvorea con azufre las zonas de entrada, también vale un chorrito de vinagre o loción antipiojos.

* Si mezclas el ácido bórico con crema de cacahuete te cargarás también a las molestas cucarachas.

Las hormigas practican la agricultura, la ganadería, la guerra y hasta la corrupción desde antes que los humanos. Se cuentan por centenares de miles. Si pusiéramos a todas las hormigas juntas en un lado de una balanza ¡pesarían diez veces más que toda la humanidad junta!. Las obreras se muestran también más proclives que los insectos solitarios a la agresividad y al suicidio. Y son las responsables de que a mi vecino del quinto casi le haya dado un jamacuco y nos haya dejado sin su inestimable compañía en el vecindario.

Desengrasante casero : “el frotar y el comprar se va a acabar”

Publicidad google

¡El frotar se va a acabar!… el frotar… y el comprar. Comprar esos “desangradores” comercializados, que cuando estás en plena acción con ellos, tienen la puñetera costumbre de emanar unos efluvios tóxicos que tiran “pa tras”.

¡El frotar se va a acabar! , sí, pero simplemente haciendo una pasta con 1/4 de taza de bicarbonato y agua oxigenada (productos que casi todo el mundo tiene en su casa).

Extender la pasta, dejar actuar y retirar.
Oiga, limpio como la patena, y sin esfuerzo.

La “milagrosa” pasta limpia todo, el horno, utensilios, aparatos de acero inoxidable, ollas de acero bla bla bla…

DIY: cómo hacer una lámpara con cucharas desechables

Publicidad google

Lámpara hecha con cucharas de plástico desechables

Una moderna y original lámpara hecha fácilmente, y dando una segunda oportunidad a las cucharas de plástico que se van a la basura.Tan sólo necesitan cucharas plásticas, silicona líquida, un cuchillo, una garrafa de 5 litros vacía, y una conexión eléctrica.

Por si no quieres tragarte el vídeo…

lámpara-cucharas-plástico

Sidebar3 : Please add some widgets here.