Archivo para el 12/11

Alternativas a las “uvas de la ira” de fin de año



Las Uvas de la ira

Diatriba contra el fruto de la vid. ¡¡Odio las uvas!!.

¿Por qué leches en fin de año no nos zampamos  unas cuantas mandarinas como lo hacen en China ? ¿Por qué uvas y no arándanos o lo que nos dé la real gana, más acorde a nuestra idiosincrasia? La culpa es de los agricultores levantinos que en 1909 se agobiaron con el excedente de uvas. Para remediar el “desaguisao” repartieron las uvas gratis entre la ciudadanía y alguien decidió que su consumo en Nochevieja traería fortuna. Pero no les tenemos rencor, al menos así nos obligamos a comer fruta una vez al año.

El temita “uvas en fin de año” es toda una revelación sobre cuánto nos cuesta rebelarnos contra las normas sociales, aunque se trate de circunstancias insignificantes. Nos falta desobediencia social, civil y emocional. Nos joroba despellejar y despepitar las puñeteras uvas, pero aun así, pasamos el mal trago con una sonrisita enlatada. Nos aliena y nos convierte en un ser más en línea con lo que esperan que seamos. Preferimos apechugar con la situación -escondiendo las uvas disimuladamente en la servilleta, p.e- a cargar con el sambenito de amargados y aguafiestas.

¡Cómo vamos a hacer la revolución social que el mundo está pidiendo a gritos si no somos capaces de negarnos a  atragantarnos con las doce uvitas de la suerte!. Vivimos en una realidad social colapsada, y repleta de paralelismos con la sociedad descrita en las uvas de la ira de John Steinbeck. Pero escogemos “tragar” intentando anestesiarnos con la variedad de somas que nos brinda la sociedad.

Brindo por un fin de año sin uvas, aunque sólo sea por tocar los bemoles, y observar las reacciones surgidas a tu alrededor. Por algún acto nimio empiezan las revoluciones.

Aquí os dejamos algunas  alternativas a la uvas :

Para los bocazas: 12 polvorones.

Para las chicas picantes: 12 chiles peruanos.

Para los engreídos : lo mismo que para las chicas picantes,  pero por vía rectal.

Para los fanáticos de Asia: 12 gajos de mandarina.

Para el experimental: 12 rambutanes deconstruidos.

Para los pretenciosos: 12 langostas peladas.

Para las fervientes seguidores de la dieta: 12 bocanadas de aire.

Para los vigoréxicos: 12 claras de huevo crudas

Para los refinados: 12 granitos de caviar beluga

Para los sibaritas :12 bocanadas de nitrogeno líquido con sabor a nube

Para los sumisos: doce latigazos dados con muuuuuuucho amor. Ya sé que latigazo no pega con lo culinario… pero no sólo de pan vive el hombre (ni tampoco la mujer).

Si eres de esas personas, que les gustan las uvas y más en Nochevieja… ¡¡disfrútalas en cada campanada!!

“La vida autosuficiente”, de John Seymour



La vida autosuficiente (John Seymour)

La casa ecológica autosuficiente

Cómo hacer un aerogenerador

Cómo hacer juguetes que funcionen

Cómo ser un ingeniero doméstico

Para leerlo, copia y pega este enlace en la ventana de tu navegador : www.scribd.com/doc/8223302/Seymour-John-El-Horticultor-Autosuficiente-La-Vida-en-El-Campo-Copia

Receta Palestina: Cous-cous de Naranja, coco y orejones de albaricoque.



Cuscus de naranja, coco y orejones de albaricoque.

cuscús-naranja-y-coco
Foto vista en CookingPalestina

Atlas de Palestina, la tierra santa bajo el yugo opresor del dueño del cortijo de Occidente. El pueblo pisoteado por el cacique que emplea como capataz y títere a EEUU. La mano negra del “patriarca” que mece al mundo de poniente.

Gaza, un tsunami diario en la mayor prisión del mundo. Una ratonera donde los palestinos sobreviven como ratas enjauladas resistiendo el aliento envenenado del monstruo hebreo Behemoth.

Nablus, allí los niños juegan bajo los altares en memoria de los suicidas de la Segunda Intifada.

Hebrón, los niños juegan en los patios traseros de sus casas, porque no pueden jugar en la calle, en algunas calles incluso se les niega el paso a los palestinos.

En el blog Cooking Palestina podéis descubrir recetas culinarias hilvanadas con historias extraídas directamente del corazón de este pequeño gran país. Un espacio donde se muestra la visión de un conflicto vivido desde dentro, de los miles de vidas de hombres y mujeres palestinos que forman parte de este mundo de muros y soldados. Y también de los israelís que han decidido abrir los ojos y mirar de frente a su pasado. Un país donde habita el diablo.  Un pueblo de mujeres entre fogones, dátiles, teteras, ruido de mujeres yendo y viniendo del mercado, canela, garbanzos, sésamo, cardamomo y queso. Una gastronomía que merece la pena descubrir. Mezze, falafel, hummus, carnes y vegetales cocinados al estilo arabe…

Cuscús de atún,  naranja, coco y orejones de albaricoque.

Combatientes para la “represalia atunera” :

* 350 gr de cuscús

* 2 Latas pequeñas de atún al natural

* 175 gr Orejones de albaricoque

* Cebollino fresco, un manojo pequeño (os dejamos pasar de él)

* 2 cucharaditas de coco rallado

* Canela en polvo, 1 cucharadita

* Sal, pimienta, menta fresca (en mi frutería te la regalan, así que échale cara)

Aliño:

* Un chorrito de aceite de oliva

* Zumo de una naranja

* 1/2 Cucharadita de ralladura de la piel de la naranja

* Una cucharadita de mostaza

* Dos cucharada de Miel

* Menta fresca picada 6 o 7 hojas

Manejo del conflicto “cuscusero” :

El cuscús se prepara según las indicaciones del fabricante, normalmente se lleva a ebullición agua con una pastilla de caldo tipo Avecrem. (Una medida y cuarto de agua por una medida de cuscús). Cuando hierva el agua, se aparta del fuego y se añade el cuscús, dejando que chupe el agua sin volver a ponerlo al fuego.

El aliño:

Ahora, a batir todos los ingredientes,ponemos el aliño sobre el cuscus y lo mezclamos bien.

Cortamos los orejones en tiras finas, y los añadimos al cuscús junto con el cebollino, el atún, la canela y el coco rallado, salpimentamos y espolvoreamos menta fresca por encima.

*”Consehito de la casa”. Podéis servir el cuscús frío o caliente pero no tibio o a temperatura ambiente, porque los sabores no destacarían. Y para quedaros con la peña en la presentación,  servidlo “asín”,  encopado como el de la siguiente foto.


Foto vista en : blogdecuina

“Con la comida no se juega”. Editado por B.A.H! (bajo el asfalto está la huerta)



Alternativas autogestionarias a la globalización capitalista desde la agroecología y el consumo


Daniel López García
Jose Ángel López López
Libro editado por gentes del B.A.H!(bajo el asfalto está la huerta)

En el siguiente enlace os podéis descargar gratuitamente “Con la comida no se juega

Pimientos de piquillo “machihembrados” con ventresca de atún. “Ressetita fassilona, baratita y apañá”



Pimientos “machihembrados” con ventresca de atún

Foto vista en : alas3delatarde

Otra ressetita de los camaradas Bordú que ya son como de la casa. Receta fássilona, limpia, apañá, y baratita que no me lo puedo creé, rica rica!.

Hola, mierdaeuristas, hoy os mando otra receta de mi hermana no-andaluza, Marisa Boldú, ¡que os aproveche!

“PIMIENTITOH DE PIQUIYO MACHIJEMBRAO CON BENTREHCA DE ATÚ”

¡Ola¡, pringaíto amigitohhhhh, amas de casa etresada sin tiempito, separao incapasse, soltero aburrío, peresossoh de toa la vida, single hata lah ingle, ressien casaá que no sabei ná, INCAPASSE ABITUALE¡¡¡ Otra ressetita de la Bordú, fássi, limpia, apañá, VARATITA QUE NO ME LO PUEO DE CREÉ, Y RICA RICA!

Herramientas para el machihembrado:

* Pimientos de piquillo en conserva

*ventresca

*ventresca de atún de lata

* mayonesa

* Cebollino picado para decorar

*Mayonesa Pinchad en el siguiente enlace para hacer la mayonesa con leche vaca o leche de soja o simplemente molonas.  Mayonesas molonas.

En la mesa de trabajo :

1 -Se cohen unoh pimientito de Piquiyo, no de loh má barato, que ia noh bamo conossiendo, y ze dejan a hecurrí zu juhíto.
2 -Ze corta una seboya a láminah finah, y se machijembra con una güena bentrehca de atú de lata pero no marca blanca, zino negra como la pata de un güen hamó.

3 -Y con eza barrecha, ze reyenan loh pimientoh .

4 -Zolamente farta cubríloh de una güena maionesa, y ponele un poco de seboíno picao por ensima (po el tema de la color que le da).

5 – Zon 5 minutoh, y 1000 euroh po el consehito ¡Ah, y la sar de la vida, y el amó cuando su hagai que no falte, claro!!!

 

Traducción  de cómo hacer la receta para los duros de oído:

1 -Se coge un pimientito de Piquillo, no de los más barato, que ya nos vamos conociendo, y se dejan a escurrir de su jugo.

2 -Se corta una cebolla a láminas finas, y se machihembra con una buena ventresca de atún de lata pero no marca blanca, sino negra como la pata de un buen jamón.

3 -Y con esa barrecha, se rellenan los pimientos.

4 -Solamente falta cubrirlo de una buena mayonesa, y ponerle un poco de cebollino picado por encima (por el tema del color que le da).

5 – Son 5 minutos, y 1000 euros por el consejito ¡Ah, y la sal de la vida, y el amor cuando lo hagáis que no falte, claro!!!

Sidebar3 : Please add some widgets here.